Notimex
Se está adelantando un poquito, tú te puedes declarar cualquier cosa tú mismo, pero si no tienes los votos eso no importa, indicó
La precandidata demócrata a la presidencia estadounidense, Hillary Clinton, criticó hoy que su oponente Barack Obama actúe ya como candidato del partido, antes de que termine la contienda que incluye este martes primarias en Oregony Kentucky.

Antes de realizar actos proselitistas en Maysville, Kentucky, la senadora por Nueva York dijo vía satélite a una televisora del estado de Oregon que el senador por Illinois se está "adelantando un poquito".

"Tú te puedes declarar cualquier cosa tú mismo, pero si no tienes los votos eso no importa", indicó la ex primera dama.

Clinton anunció que mantendrá su campaña hasta que el Partido Demócrata nomine un candidato, algo que no ocurrirá "ni hoy, ni mañana, ni pasado mañana", precisó.

"Si Kentucky sale a votar mañana, estaré más cerca de esa nominación por ustedes", afirmó.

Clinton aludió a que Obama ha programado esta semana actos proselitistas en Iowa y Florida, entidades que se considera serán clave en los comicios presidenciales del próximo noviembre.

La elección interna del Partido Demócrata terminará el próximo 3 de junio con las primarias de Dakota del Sur y Montana, y en agosto se reunirá la convención que oficializará la candidatura presidencial.

Clinton enfrenta una batalla cuesta arriba, porque Obama la aventaja en cuanto al conteo nacional de delegados y "súperdelegados", es decir, demócratas prominentes con peso en el partido.

Ante las estimaciones que descartan la posibilidad de alcanzar al legislador por Illinois salvo por la decisión de los súper delegados, Hillary afirma que si se reconocen las primarias de Florida y Michigan - desconocidas por adelantarse a la fecha-superará a su oponente.

El Partido Demócrata decidirá el próximo 31 de mayo cómo se resolverá el asunto de los votos de esos estados, que en principio, por acuerdo de ambos precandidatos no debían incluirse.

Clinton ha tratado de convencer a los súper delegados (legisladores federales, gobernadores y otros destacados demócratas) que ella tiene más posibilidades de vencer al republicano John McCain en las elecciones presidenciales.