Aunque hace apenas dos semanas se impuso al mismo equipo por una paliza de 4-0, Cruz Azul no se confía de cara a su encuentro ante el Puebla, por la ida de los cuartos de final del torneo Apertura mexicano.
Con dos goles del argentino Emanuel Villa, ``La Máquina`` arrolló a los poblanos para lograr una de las cuatro victorias en fila con las que cerró el torneo.

``Son partidos nuevos, eso ya pasó, ahora es borrón y cuenta nueva; lo que se hizo está en el pasado, ahora hay que volver a demostrar que somos un equipo sólido en el campo``, dijo el capitán de los celestes, Gerardo Torrado. ``Va a ser difícil, Puebla es un equipo intenso que juega bien, que no da balón por perdido y que se va a jugar la vida``.

El partido de ida se realizará el sábado en Puebla y la vuelta una semana después en el estadio Azul de la capital mexicana. Hasta la 15ta fecha, los poblanos sólo habían perdido un encuentro, pero luego de caer con la Máquina, fueron doblegados por el Toluca y se metieron a la liguilla como el séptimo lugar, mientras que los celestes fueron segundos. ``Es un equipo muy importante, tanto defensiva como ofensivamente... les metimos cuatro goles, pero no va a ser nada igual, va a ser un rival difícil, pero nosotros vamos a ir a ganar, eso es lo que el grupo quiere; a eso vamos``, afirmó el lateral Rogelio Chávez.

Por su cierre de cinco triunfos en sus últimos seis cotejos, Cruz Azul es uno de los favoritos para ganar su primer cetro desde el Invierno de 1997, pero Torrado no quiere anticiparse a los hechos.

``Las ganas y la emoción de ir pasando ronda a ronda para llegar a la final y buscar el título están ahí, pero primero hay que pensar en el sábado que va a ser una final a muerte. Luego, ir sucesivamente sin volvernos locos pensando en la final, hay que ir escalón por escalón hasta llegar arriba``, consideró el volante.