Ginebra.- La Cruz Roja realizó hoy un llamamiento de emergencia para recaudar 50,8 millones de dólares para Myanmar (antigua Birmania), que quedó devastado tras el paso del ciclón "Nargis".
"El ciclón fue un desastre monumental, y ahora nos enfrentamos a una catástrofe humanitaria de proporciones asombrosas", dijo el secretario de la Federación Internacional de la Cruz Roja y la Media Luna Roja (IFRC), Markku Niskala.

El llamamiento tiene como objetivo proporcionar refugio y agua a unas 500.000 personas en la zona más afectada del delta para los próximos tres años.

La Cruz Roja manifestó además su preocupación por que se produzcan nuevas precipitaciones y los riesgos para la salud y la amenaza que supondrían para las labores de ayuda. La limitada capacidad del aeropuerto y el ferrocarril son dos cuellos de botella que dificultan las operaciones.

A finales de esta semana deberían llegar al país 240 toneladas de ayuda humanitaria. Hasta ahora, la Cruz Roja ha llegado a unas 100.000 personas. Según la ONU, apenas un tercio de los necesitados han recibido ayuda.

La IFRC se está planteando lanzar una operación con almacenes flotantes para hacer frente a las dificultades logísticas, como la que se realizó en diciembre de 2004 con el tsunami en Asia.