Redacción Vanguardia
Saltillo, Coah.- ¿Quién no ha oído la frase "mente sana en cuerpo sano? Un verso muy trillado en la sociedad cuando se quiere fomentar el deporte y su práctica en búsqueda de un beneficio personal y social, tanto en lo físico como en lo sicológico.
¿Pero qué sucede cuando esos niveles de ejercitación y de exposición a un trabajo continuo son superados y llevados a un nivel que sobrepasa los estándares, que ya no se encuentran dentro de los parámetros que normalmente se tiene para seguir una rutina de ejercicios? ¿Qué pasa cuando alguien vive una situación así?

Lo primero es reconocer que se tiene un problema y uno muy grave, llamado vigorexia, un trastorno que se presenta en las personas al momento de realizar algún deporte o ejercitarse de forma excesiva, lo que lleva a que esa persona tenga una figura perfecta.

A pesar de que físicamente esta patología es demasiado evidente, en la gente que comienza a sufrir esta acción no lo es tanto, en algunas circunstancias, ya que prácticamente es una enajenación o adicción como cualquier otra, donde poco a poco las personas caen en ella, generalmente, sin darse cuenta. No obstante también existen las que son demasiado obvias, como cuando una persona requiere de suplementos químicos que le den ese volumen corporal que desea, por lo que además se caería en una adicción a las drogas.

Donde los casos se dan mayormente es en los hombres de entre los 18 y 35 años de edad, según la sicóloga especialista Alejandra Méndez, quien comentó que esto sin lugar a dudas se debe más que nada a la presión social que ejerce ésta misma, con canales como los medios de comunicación masivos, donde la estética corporal es la prioridad y son aspectos que desean copiar las propias personas y que a consecuencia de ese afán por lograrlo, llegan a los extremos que marca este trastorno.

Dentro del deporte de alto rendimiento también suele pasar que los atletas, en algunos casos tomen ese camino, según narró Roberto Fernández, ex saltador de garrocha cubano que ahora radica en México y entrena a gente como la campeona panamericana Romary Rifka; y es que mucho tienen que ver los programas que manejen los profesores con los pupilos, porque - según explicó - se debe llevar "una línea de ejercitación de acuerdo a lo que requiere y su cuerpo soporta, ya que si se extralimita las condiciones a cualquier nivel como muscular, cardiaco, del sistema nervioso, puede ser de graves consecuencias en todos los casos".

Otra de las causas que llevan a que esta patología vaya en ascenso es la misma presión social, pero en el aspecto de que no son bien llevados por las personas que se pueden ver como guías, pues en un trabajo de gimnasio un instructor puede pedirle una cantidad de repeticiones, pero ese "profesor" podría no estar capacitado al 100 por ciento, y un ejemplo es que durante los recorridos a varios sitios donde se trabaja con pesas, el monitor no tiene ni idea de trastornos como la vigorexia.

Un aspecto más que debe tratarse es lo relacionado con la alimentación, base para que una persona pueda obtener la masa muscular que desea, como mencionó el instructor Gerardo Parada, donde el comer adecuadamente es fundamental, con base en una dieta rica en proteínas, carbohidratos y grasas, elementos que generan ese volumen que, complementado con el trabajo dentro de un gimnasio o con el ejercicio en general, tornean el cuerpo a la forma que la persona quiere.

Sin embargo, si no se mantiene este requisito, las descompensaciones para el esfuerzo físico del exceso de trabajo pueden ser muy perjudiciales para el cuerpo y de forma contundente en todo el organismo.

A pesar de todo, algo en lo que los diversos especialistas en sus ramos han recalcado, es que el ejercicio naturalmente es benéfico para la salud, siempre y cuando sea llevado con un programa que vaya de acuerdo a las condiciones que cada persona presente, ya que si no es de esa forma pueden llegar a los extremos, que en este caso llevan a la vigorexia, que entrega consecuencias al organismo y que puede llegar a orillar a un ser humano a otras adicciones.


EL CALENTAMIENTO


Como ya sabes, el calentamiento debe ser la parte inicial de cualquier sesión de educación física, de entrenamiento e incluso de una competición. Prepara al organismo para posteriores esfuerzos más exigentes favoreciendo el rendimiento y evitando posibles lesiones.

En esta actividad utilizaremos Internet para conseguir información que nos ayude a responder preguntas del tipo: ¿Para qué sirve? ¿Cómo se hace? Y al final, junto con lo que ya sabemos, podremos hacer nuestro propio calentamiento.

El calentamiento

El calentamiento es una parte esencial del entrenamiento o de cualquier otra actividad físico-deportiva, normalmente la fase de calentamiento debe prolongarse entre 15 a 20 minutos, antes del inicio de cada sesión. Entre otras cosas el calentamiento es importante por los motivos siguientes:

* Reduce el riesgo de lesiones

* Permite acelerar el ritmo cardiaco, con lo que aumenta la eficacia de la accion del cuerpo.

* Incrementa el nivel de rendimiento, especialmente en la fase inicial de la actividad.

Los estiramientos

Antes de efectuar los estiramientos, es necesario realizar un calentamiento general a base de movimientos repetitivos, no demasiado bruscos. Es posible, por ejemplo, andar a ritmo rápido, correr lentamente alrededor de la cancha o en el lugar, saltar con la cuerda o dar un corto paseo en bicicleta para elevar la temperatura corporal hasta que se empiece a transpirar.

Los estiramientos deben incluir por lo menos un ejercicio para cada una de las principales regiones musculares o articulares del cuerpo, tales como la nuca, los hombros, codos, muñecas, tronco, zona lumbar, las caderas y los tobillos.

La relajación tras el esfuerzo

Es igualmente importante relajar el cuerpo depues del esfuerzo, al concluir la actividad físico deportiva, ello contribuye a evitar la acumulación excesiva de ácido láctico en los músculos y que éstos se agarroten o se produzcan calambres o agujetas.




CONSECUENCIAS DEL COMPLEJO DE ADONIS
> O la anorexia reversa.

Aunque ninguno de los dos nombres sea totalmente adecuado. El propio Dr HG Pope, que describió la enfermedad por primera vez en 1993, la bautizó como la anorexia reversa, pero en sus últimas obras prefiere usar el término de "Complejo de Adonis". Desde luego, aunque los hombres son los principales afectados por la vigorexia, es una enfermedad que también afecta a las mujeres. Por otro lado, aunque comparte ciertos aspectos con la anorexia, la bulimia, la dismorfia corporal, y otros trastornos de la alimentación, la vigorexia tiene algunas características propias.

> Enfermedades de moda

Tanto en la vigorexia como en la anorexia la principal intención es tener una buena imagen; lamentablemente los prejuicios sociales muchas veces son más fuertes que la mentalidad de las personas que caen en estos excesos.



UN BASICO

Calentamiento general
Es la parte obligatoria para todos los deportes o actividad física que se realice dirigido a preparar los diferentes sistemas del organismo para la realización de cualquier tipo de actividad física en dependencia del objetivo.



MAS DETALLES

Calentamiento específico
Dirigido a preparar aquellos músculos y articulaciones que se requieren para alcanzar los objetivos específicos del entrenamiento, porque en ellos los movimientos o la estructura dinámica y cinética del ejercicio modelo son semejantes a la que se ejecutan en la parte principal.



NO PUEDE FALTAR

Preparación psicológica

* Crear un estado de excitación y concentración para las tareas principales.
* Adaptarse a las condiciones exteriores

* Crear una sensación de seguridad.
* Crear una gran disposición de rendimiento.