Patricia Cordero y Luis Carlos Sánchez/Excélsior
Se trata de White Shadow (Sombra blanca), una instalación de arte interactiva que opera a la manera de un reloj solar, conectando a los habitantes de ambas ciudades, a través de sus propias sombras y las de sus monumentos.
México, D.F..- Sobre el pavimento se distingue la silueta de Cuauhtémoc, el último Emperador Azteca. Es la sombra que proyecta la escultura del cruce de Reforma e Insurgentes en la Ciudad de México, pero el escenario se encuentra al otro lado del mundo, en la plaza principal de Linz, Austria.

Se trata de White Shadow (Sombra blanca), una instalación de arte interactiva que opera a la manera de un reloj solar, conectando a los habitantes de ambas ciudades, a través de sus propias sombras y las de sus monumentos.

Comisionados por el proyecto 80+1. Un viaje alredor del mundo (que toma su nombre del clásico de Julio Verne) y que es organizado por el festival internacional Ars Electronica en 20 ciudades del mundo, el colectivo Equipo 4040 trabaja desde México para proponer un juego a partir de los cambios en la percepción del tiempo y la distancia, e incentivar la reflexión sobre las problemáticas de la migración, permitiendo a los habitantes de la capital mexicana transitar de manera virtual por el centro de Linz.

"Tratamos de abrir un canal entre México y Austria. La mayor parte del tiempo los migrantes viven en una dimensión desconocida, no siempre aceptada pero que existe y que es importante para la economía", explica Ulrike Gollner, una de las nueve integrantes del grupo artístico.

White Shadow funciona a través de un programa de computadora que captura las siluetas de la gente que pasa frente a la Piedra del Sol, en el Museo Nacional de Antropología, y que se transmiten en tiempo real a una sombra blanca del monumento a Cuauhtémoc estampada sobre la plaza principal de la ciudad austriaca.

La silueta del gobernante azteca proyecta su sombra de manera cambiante para marcar el transcurso del día en México y la llegada de la noche en el país europeo.

"Reproducimos la silueta exacta de la estatua para que la gente encuentre la diferencia de la hora entre México y Linz. Queríamos tener movimiento y hablar sobre la migración, por eso pensamos en capturar a la gente y combinarla con el reloj de sol. Quisimos mostrarle a la gente una metáfora a partir de sus sombras, reflejando la manera en que los migrantes se mueven (entre sombras)", señala Gollner.

La elección de Cuauhtémoc, agrega, es "porque tiene un significado importante, por haber sido el último gobernante y porque es una figura muy representativa de México".

El proyecto forma parte de las actividades que realiza Linz como parte de su designación como Capital Europea de la Cultura 2009 y marca el arranque de la colaboración entre Ars Electronica y el Festival de México en el Centro Histórico, que en su edición de 2010, incluirá un intenso programa de actividades que involucraran al arte y la tecnología.

La idea del intercambio, explica Mariana Delgado, encargada del proyecto de colaboración entre el festival austriaco y el mexicano, "es abrir un espacio de visibilidad para estas manifestaciones, que son la vanguardia en muchos sentidos, no solamente el artístico, sino también el científico y el tecnológico".

De acuerdo con Delgado, la oferta incluirá "manifestaciones sumamente sorprendentes e intrigantes de arte y tecnología", no sólo en espacios cerrados, sino en el circuito de museos del festival y en espacios abiertos.

"Vamos a trabajar con interacción, animación, robótica, dispositivos de localización y todas las herramientas disponibles para crear una verdadera experiencia, más allá de que se puedan ver piezas que resulten muy impactantes, se trata de poder experimentar todas esas realidades y espacios creados por la tecnología, tratando de cubrir todo el centro histórico", concluye.

El proyecto 80+1 se lleva a cabo en Linz, Austria desde el 17 de junio y se extiende hasta el 5 de septiembre. Desde México operará hasta el 14 de julio proyectando White Shadow todos los días, desde las 14 a las 17 horas de México y transmitiéndola en tiempo real a Austria, de 9 a 12 de la noche.