Cuba y México son los favoritos de la llave para avanzar a la segunda ronda, donde se toparán con los dos mejores del Grupo A con sede en Tokio. Japón ya consiguió su boleto. El manager Higinio Vélez no dio a conocer el abridor para el duelo con Sudáfrica, una novena casi desconocida.
México, D.F..- Cómo cambian las cosas en tres años. Cuba era una incógnita en el 2006 en el primer Clásico Mundial de Béisbol, pero después de llegar a la final de aquel torneo, debuta el domingo contra Sudáfrica como uno de los favoritos al título en la segunda edición.

El duelo entre Cuba y Sudáfrica en el Foro Sol de la capital mexicana pone a rodar el Grupo B, el último que entra en acción en el Clásico. A segunda hora, los anfitriones chocan con la selección de Australia.

Cuba y México son los favoritos de la llave para avanzar a la segunda ronda, donde se toparán con los dos mejores del Grupo A con sede en Tokio. Japón ya consiguió su boleto. El manager Higinio Vélez no dio a conocer el abridor para el duelo con Sudáfrica, una novena casi desconocida.

Aún así, los cubanos no se fían de ningún oponente en una primera ronda que parece diseñada a su medida.

``A nosotros nos preocupan todos los equipos, todos son buenos, en nuestra cabeza no está México todavía, está Sudáfrica... día a día nos jugamos la vida y no podemos subestimar a nadie'', expresó Vélez el sábado.

El nuevo formato del torneo no da pie para ningún tropiezo, ya los perdedores del primer día se enfrentan el lunes, y el que salga derrotado de ese duelo quedará eliminado.

El equipo cubano, que perdió la final del 2006 ante Japón, llegó a México el 20 de febrero y se entrenó en la ciudad de Puebla para acostumbrarse a la altura de Ciudad de México, de unos 2.240 metros sobre el nivel del mar.

México también enfrenta a un rival de poca monta y el manager Vinny Castilla garantizó que el equipo azteca dará la pelea para ser protagonista.

Los mexicanos fueron eliminados en la segunda ronda del Clásico anterior.

``Estamos listos, nos hemos preparado con equipos de Grandes Ligas'', dijo Castilla el sábado.

México perdió 4-2 el viernes ante los Diamondbacks de Arizona en su último fogueo antes del Clásico.

``Venimos listos, bateamos mucho, pero ayer (viernes) todo mundo se paró a las cinco de la mañana para ir a Hermosillo y no dimos un gran juego. Pero estamos contentos y preparados'', agregó Castilla.

El dirigente mexicano tampoco anunció su abridor contra Australia, aunque el zurdo de los Mets de Nueva York, Oliver Pérez, es uno de los candidatos.

``Hasta el momento hemos jugado muy buen béisbol. La diferencia con la escuadra (mexicana) del Clásico anterior es que lo veo más completo; es más equipo, vamos a hacer muy buen papel'', opinó el toletero de los Padres de San Diego, Adrián González.

El martes se enfrentarán los ganadores de los dos primeros partidos.