Foto: Archivo
El Semanario Agencia, ESA
La Condusef advirtió que, con un rédito tan alto, en cuestión de días una familia puede sobreendeudarse
MÉXICO.- El pago derivado por las tasas de interés moratorias que cobran las Sociedades Financieras de Objeto Múltiple no reguladas (Sofomes ENR) pueden alcanzar hasta 730% anual, lo que se traduce en 2% diario, según detectó la Comisión Nacional para la Protección y Defensa de los Usuarios de Servicios Financieros (Condusef ).

"En sus contratos aparece un espacio en blanco en el concepto de tasa de interés moratoria, yo les pregunté a los directivos de cuánto es y respondieron que de 2% diaria; si lo multiplicas por 365 días, te da una tasa de 730%", indicó Diana Ferrer, directora de Evaluación de Productos de Crédito y Captación de la Condusef.

De acuerdo con información publicada por el diario Reforma, Ferrer y José María Aramburu, director de Evaluación y Vigilancia del organismo, explicaron que ante estos niveles, los intermediarios pueden embargar la casa, el auto o un patrimonio de alto valor cuando el acreditado no puede pagar.

"Quieren, en caso de incumplimiento, quedarse con la garantía, no hay otra cosa, por tener las moratorias tan elevadas", advirtió Aramburu.

Con un rédito tan alto, en cuestión de días puede sobreendeudarse una familia.

"Es una salvajada, es un abuso", comentó Ferrer, y refirió el caso de la Sofom Aspire, una entidad con sede en Estados Unidos dedicada a otorgar crédito a las pequeñas y medianas empresas, que opera en Guadalajara, León, Jalapa y Veracruz, mediante la Sofom Microcred, y que cobra ese nivel de réditos.

En ese sentido, Adalberto Palma, presidente de la Unión de Instituciones Financieras Mexicanas (Unifim), expuso que una persona puede sobreendeudarse por tomar varios créditos en Sofomes y microfinancieras, y que el problema es que nadie ha obligado a estas entidades a reportar cuántos créditos dieron y a quién se los otorgaron.

La Condusef recordó que no puede regular precios, sólo verificar que las Sofomes informen sobre los costos del crédito en la carátula del contrato, en el contrato, la publicidad y la página web, sin embargo, no tiene recursos suficientes para vigilar que eso ocurra, agrega el rotativo nacional.