El Universal
Urgen en San Lázaro a que el gobierno federal ejerza íntegros y en los próximos meses los presupuestos etiquetados en apoyo de la mujer.
La mujer en México sufre un panorama de cultura machista, en el que predomina la violencia en casa y en la calle, así como discriminación en el trabajo y falta de oportunidades, respecto del hombre, lamentaron los grupos parlamentarios en la Cámara de Diputados.

A fin de aminorar los efectos de la crisis en la población femenina -que tiene menos acceso a puestos de trabajo y ganan menores salarios- urgieron que el gobierno federal ejerza íntegros y en los próximos meses, los presupuestos etiquetados en apoyo de la mujer.

Con motivo del Día Internacional de la Mujer, del pasado 7 de marzo, la Cámara de Diputados registró en su sesión de hoy las posiciones de las bancadas, sobre los problemas de género.

Además en el Palacio Legislativo, se realizaron actividades sobre salud, y se revisó "la importancia de la presencia de la mujer en la participación ciudadana".

La profesora del ITAM, Denise Dreser -regresó hoy a San Lázaro, luego de su crítica a los grupos de poder, cuando hace un mes participó en los foros anticrisis- afirmó que en México la democracia es incompleta, sobre todo "por sus mujeres pobres, analfabetas, subempleadas, sin representación política real, violadas y golpeadas".

En la sesión del pleno, la efeméride no fue considerada como asunto festivo, sino de denuncia de las condiciones de pobreza, desigualdad, discriminación, violencia que sufre la mujer en México.

Maricela Contreras Julián (PRD) urgió a la Cámara de Diputados a tipificar como delito el feminicidio; presupuestar más recursos públicos con enfoque de género; reformar la Ley Federal de Radio y Televisión para dictar disposiciones que impidan denigrar la imagen de la mujer.

María Mercedes Corral Aguilar (PAN) acusó que ha faltado valor y determinación para acabar en México con la violencia contra la mujer, y su estela de conductas de la cultura machista.

Bertha Yolanda Rodríguez Ramírez (PRI) presentó un cuadro estadístico de las diferencias en la vida de mujeres y hombres, en las que se documenta que ellas tienen menos oportunidades de empleo, menores ingresos, se ocupan más tiempo en tareas domésticas, que las lleva a realizar jornada doble de 14 horas, cuanto menos.

Las mujeres, dijo, son más vulnerables ante la crisis económica y por ello se deben de ejercer completos y a la brevedad los presupuestos etiquetados a la equidad de género, que son los más altos de la historia de México, expuso.