El Universal
El hermano del fallecido Antonio de Nigris consiguió el primer tanto de la eliminatoria entre Monterrey y América, quien no dudó en festejar a pulmón abierto
Aldo de Nigris cumplió su palabra. El hermano de Antonio consiguió el primer gol de la eliminatoria de los cuartos de final entre Monterrey y América, el cual tuvo un significado muy especial. El delantero del conjunto regiomontano celebró con mucha efusividad el tanto en el tiro de esquina donde se alcanzó a apreciar que besó una playera con la imagen del `Tano', quien murió el fin de semana pasado por un mal cardiaco.

Con lágrimas en los ojos y con los brazos hacia el cielo, Aldo rezó algunas palabras para su fallecido hermano a quien dedicó su anotación.

Compañeros del ariete norteño corrieron a abrazarlo y unirse al homenaje que rindió a Antonio de Nigris, la afición se fusionó con los jugadores y el grito de gol fue una expresión de unión al gesto para el `trotamundos' mexicano.

Durante la semana y previo al choque contra las Aguilas, Aldo de Nigris manifestó que dedicaría a su hermano sus actuaciones en la presente liguilla.