El resultado antes de impuestos e intereses trepó un 23 por ciento gracias a la alta demanda y a la recuperación de los mercados hasta los 2,580 millones de euros.
Stuttgart, Alemania.- El fabricante automovilístico alemán Daimler anunció hoy un importante incremento de beneficios en el segundo trimestre y una corrección al alza de sus previsiones para el conjunto del año.

"Con esta excelente primera mitad del año, vamos de camino de cerrar 2011 como uno de los mejores años de nuestra historia empresarial", subrayó en Stuttgart su presidente, Dieter Zetsche. "No estamos dando todo, todavía podemos más".

El beneficio de la automotriz subió un 30 por ciento respecto al mismo periodo de 2001 hasta los 1,700 millones de euros (casi 2,500 millones de dólares.

El resultado antes de impuestos e intereses trepó un 23 por ciento gracias a la alta demanda y a la recuperación de los mercados hasta los 2,580 millones de euros.

La facturación subió menos, - un cinco por ciento hasta los 26,300 millones de euros-, debido a los efectos por el cambio de divisa.

En total, el fabricante vendió 257,635 coches, más que nunca en un sólo trimestre.

"Nuestra enmpresa se ha desarrollado de una forma muy positiva en el segundo trimestre tanto en las ventas, como en la facturación y los beneficios", enfatizó Zersche.

Tanto el negocio de camiones como el de automóviles mejoró notablemente. Daimler habría vendido más "si hubiéramos podido producir más", explicó el directivo.

Pero las fábricas del grupo trabajan no dan abasto. Por eso la automotriz pretende "en la medida de lo posible", aumentar sus capacidades este mismo año.

Para el conjunto de 2011, Zetsche espera una subida "muy clara" del beneficio antes de impuestos e intereses. Daimler cerró 2010 con un resultado de 7,300 millones de euros.

Por su parte, la facturación ha de superar ampliamente la marca de los 100.000 millones de euros, tras los 97,760 millones del año pasado.

Además, pretende vender más de 1.35 millones de vehículos de las marcas Mercedes-Benz, Smart, AMG y Maybach. En 2010 llegó a una cifra de 1.28 millones de unidades.

Sin embargo, el grupo espera que el resultado del segundo semestre sea inferior al del primero debido al encarecimiento de las materias primas, a los efectos por el cambio de divisas y al inicio de producción de algunos modelos.