El Universal
Regresa a conducir su programa de radio, pues asegura que no tiene nada que esconder; evita hablar del proceso legal que se sigue contra su agresor.
Ciudad de México.- Después de la golpiza que le propinó un sexoservidor, Fabián Lavalle regresó esta mañana a la transmisión de su programa de radio La Tijera, en el que se rehusó a hablar del proceso legal que lleva contra Alfredo Cervantes Landa.

Fabiruchis agradeció a los medios de comunicación por tratar el problema con suma objetividad y profesionalismo, así como por la solidaridad y unión que han demostrado entre las televisoras y distintas frecuencias de radio, aunque se reservó su derecho de opinar sobre su agresor para no entorpecer el proceso. "Yo no voy a litigar a través de los medios", dijo.

Durante la transmisión de su programa ( en el 1290 de AM), Lavalle se escuchó tranquilo y dijo que regresó porque quiere "dar la cara", pues no tiene nada que esconder y lo que le ocurrió "es algo que le podría pasar a cualquiera".

"Le doy gracias a Dios por permitirme seguir viviendo... volví a nacer...los médicos hicieron una gran parte para sacarme adelante, pero el público hizo más...", aseguró Fabiruchis.

El conductor calificó de aterradora la situación que le tocó vivir, y aunque se encuentra asistiendo a terapia diariamente, aseguró que se trata de un trauma psicológico que durará. "Tengo que reparar mi interior, el físico se recupera solo", afirmó.