Filiberto Cruz Monroy/Excélsior
Los hechos ocurrieron el 13 de junio de 2007, cuando Fernando Martínez entró al colegio Churchill después de dejar a su hijo, quien estudia en dicha escuela, y disparó en contra de la docente.
México, D.F..- Fernando Martínez González fue sentenciado a 50 años de cárcel por el asesinato de Carla María Jiménez Bolaños, directora de preescolar del Colegio Winston Churchill.

El juez 19 en Materia Penal del Reclusorio Oriente, Rafael Guerra, consideró que Martínez González es responsable intelectual y material del homicidio, y que además lo ejecutó con premeditación y ventaja.

También condenó al inculpado a pagar 39 mil pesos por reparación del daño y se descartó que el sentenciado pueda alcanzar ningún beneficio de libertad sustitutiva.

Los hechos ocurrieron el 13 de junio de 2007, cuando Fernando Martínez entró al colegio Churchill después de dejar a su hijo, quien estudia en dicha escuela, y disparó en contra de la docente.

Al momento, el asesino fue detectado por la seguridad del colegio, que logró su detención cuando trataba de escapar.

Durante la investigación ministerial realizada por la Procuraduría local, se supo que Fernando Martínez inhaló cocaína antes de realizar el crimen, por lo que su defensa alegó que cometió el homicidio bajo el descontrol de la droga.

Algunas de las pruebas ofrecidas en contra de Martínez González fueron el video de vigilancia del colegio, en donde se observa claramente cómo el sujeto ingresa a la oficina de Jiménez Bolaños y la ejecuta.

Por su parte, la defensa de Fernando Martínez intentó argumentar que su cliente padecía una enfermedad mental, que le provocaba trastornos emocionales, la cual fue descartada por el juez del caso, y ahora tiene cinco días hábiles para impugnar el fallo.