Foto: Vanguardia/Especial
La Jornada
Por la "veda electoral" la SEP evadió discutir resultados con ONG
México, DF. El 75 por ciento de los gays fue víctimas de algún tipo de acoso (bullying) homofóbico en la escuela, principalmente de insultos y burlas (90 por ciento), seguidos de señalamientos, golpes, amenazas, extorsión y abuso sexual, reveló la primera Encuesta Nacional sobre Bullying Homofóbico, realizada por organizaciones civiles.

En el caso de lesbianas, la cifra es de 50 por ciento, y en el de personas trans, de 66 por ciento. De manera general, 67 por ciento de los encuestados refirieron haber sufrido algún abuso.

Sobre la respuesta de los profesores al problema, el sondeo -dado a conocer ayer por la organización internacional Youth Coalition, la Coalición de Jóvenes por la Educación y la Salud Sexual y el portal de Internet Foro Enehache- indica que 48 por ciento "no hacían nada y les parecía normal", 25 por ciento no se percataban de ello y 12 por ciento llamaban la atención a los agresores.

El 84 por ciento de las agresiones, según la encuesta, se dieron en secundaria (56 por ciento), primaria (28 por ciento) y preparatoria (13 por ciento).

Ricardo Hernández, director del programa de VIH de la Comisión Nacional de los Derechos Humanos, señaló que ha sido clara la omisión de las autoridades educativas en proteger a los menores de este tipo de violencia.

Uno de los obstáculos es que no hay una sanción pública a la homofobia: "al contrario, se considera educativo que se violente a un niño para que `se haga hombrecito o se conduzca como damita'. Eso es violencia y no lo estamos identificando como tal", advirtió.

Ricardo Baruch, de Youth Coalition, apuntó que buscaron discutir los resultados con autoridades de la Secretaría de Educación Pública, pero "debido a la veda electoral prefirieron no hacer nada", así que el sondeo será entregados a la próxima administración.

Recordó que en su momento, cuando fue titular de dicha dependencia Josefina Vázquez Mota suscribió en 2008 la declaración ministerial Prevenir con educación, en el contexto de la Conferencia Internacional sobre Sida, pero "en cuanto pasó el ruido mediático el tema se diluyó y la SEP no hizo nada".

Otros datos relevantes son que 85 por ciento de los padres de familia no sabían que sus hijos eran víctimas de agresiones en la escuela y que a pesar de que 15 por ciento tenían conocimiento de ello, la mitad acudieron a hablar con los profesores. Lo anterior, explicó Baruch, porque los afectados se encontraban en edad escolar, cuando aún no hablaban abiertamente de su orientación sexual, por lo que los padres desconocían el problema.

La encuesta, primera en su tipo en el país, también arrojó que uno de cada cuatro consultados llegó a tener pensamientos suicidas a consecuencia del acoso.