Tupelo, Misisipi.- Un tornado causado por las tormentas que barrieron el sudeste del país dañó ayer un centro comercial y abatió cables del tendido eléctrico en el nordeste de Misisipi, mientras se emitieron advertencias de tormentas y tornados en el noroeste de Alabama.
No hubo informes de heridos. Las autoridades de Misisipí dijeron haber recibido informaciones de árboles derribados y escombros acumulados en las calles, además de resultar dañado un centro comercial en Tupelo, a unos 256 kilómetros (160 millas) al noroeste de Jackson.

Varios condados en el nordeste de Misisipi y partes del noroeste de Alabama seguían en advertencia o alerta de tornados hasta la media tarde de ayer.

La oficina del alguacil dijo que se divisó un posible tornado pero los meteorólogos todavía no lo habían confirmado. Unas 10 mil personas quedaron sin electricidad cuando menos 24 horas.

El Departamento de Transporte de Misisipi dijo que varios edificios en un sector de oficinas de Tupelo resultaron averiados.

La agencia agregó que algunos árboles fueron derribados por el viento y al caer cortaron la electricidad y dañaron autos. Las carreteras que pasan por la entidad registraron pocos accidentes.

Los meteorólogos dijeron que los fuertes vientos a lo largo de las costas podrían provocar rompientes en las costas, pero la principal amenaza eran el granizo, los vientos y los posibles tornados.

Se calculaba que la tormenta se posara anoche y hoy sobre Alabama y que gran parte de la región este del estado tendrá un 30% de probabilidad de lluvia. El sistema de baja presión pasó por Oklahoma un día antes, dijeron los meteorólogos.

Los expertos evaluaron allí los daños ayer para determinar si hubo tornados entre las intensas tormentas que cruzaron el estado derribando árboles y dejando sin electricidad a miles de personas.