El Universal
Los uniformados pertenecen a la Policía Estatal Preventiva y de la Dirección de Seguridad Pública de Mazatlán.
Culiacán, Sinaloa.- Un total de diecinueve agentes de la Policía Estatal Preventiva y de la Dirección de Seguridad Pública de Mazatlán, resultaron positivos en los exámenes antidoping, por lo que fueron separados de sus cargos

Jesús Ramón Araujo Castro, director del Centro Estatal Anticorrupción Policiaca del Estado explicó que dado que las autoridades militares, establecen como requisito para revalidar las licencias colectivas de armas, que todos los elementos sean evaluados.

Como parte de las acciones de Control de Confianza, se encuentra la aplicación sorpresiva de los exámenes toxicológicos, por lo que hasta el momento, se ha detectado que catorce elementos de la Estatal Preventiva, resultaron con problemas de adicciones a las drogas.

Una de ellas, es una mujer policía, adscrita al Centro de las Consecuencias Juridicas del Delito de la ciudad de los Mochis, la cual, junto con el resto de sus trece compañeros que resultaron positivos, tienen derecho a promover una revisión de sus conductas y resultados de laboratorio.

En los casos, en donde los policías que resultaron positivos en este tipo de evaluaciones de laboratorio, presentan recursos de inconformidad, estos vuelven a ser sometidos a exámenes, en forma sorpresiva por personal contratado por la corporación.

Sobre el caso del municipio de Mazatlán, del total de los elementos que han sido sometidos al examen antidoping, hasta el momento, sólo cinco de ellos, presentaron pruebas positivas a cocaína, mariguana y anfetaminas, por lo que estos disponen de los mismos derechos para, demostrar lo contrario.

Araujo Castro, asentó que en forma periódica, las autoridades militares someten a revisión las licencias colectivas que extienden para la portación de armas de fuego de los elementos, tanto de las 18 alcaldías, como las Policias, Estatal Preventiva y Ministerial del Estado.