México.- La primera telenovela que hizo Daniela Romo fue ``Ardiente secreto'' (1978), pero desde mucho antes soñaba con ser parte del mundo imaginario de amor, venganza y odio que caracteriza a los melodramas.
Por ello le embarga la emoción de al integrarse al elenco de ``Amor sin maquillaje'' con la que Televisa celebra 50 años de las telenovelas.

``Soy una persona que ama el melodrama, que respeta este género... cuando era niña crecí viendo telenovelas. Es parte de mi educación sentimental'', dijo en rueda de prensa.

Su personaje será el de la actriz Fernanda Duarte, quien a su vez interpreta un papel en una telenovela ficticia.

``Estoy muy emocionada y muy contenta de poder participar en este proyecto. Para mí siempre formó parte de mi ilusión ser parte de las telenovelas y estar en esta es algo grandioso para mí'', agregó.

Tener dos papeles en un mismo proyecto, no es el mayor reto que enfrentará con esta producción porque en la actualidad es la protagonista de la obra musical ``Victor Victoria'' en la que interpreta a un hombre y una mujer.

Para lo que sí tendrá que poner todo su empeño es para ir modificando los personajes según las cosas que irán descubriendo en la trama y caracterizar a una actriz que se le parece en muchos sentidos.

``Es como ser uno mismo. Claro que no le vas a imprimir todas tus cosas porque no viene al caso, pero como que uno sabe cómo es, ya sabe de qué va la cosa''.

``Lo bello es ver cómo a través de esos personajes tenemos que ser sensibles y tener los sentimientos a flor de piel. Que a veces también tenemos problemas, angustias, deseos insatisfechos y vienes con esa problemática a trabajar, a entregarte'', resumió.

La actriz dijo que ya se ha preparado con una de las técnicas que aprendió al inicio de su carrera: integrará objetos y ropa suya para su caracterización.

``Tú tienes tus cosas contigo y se van volviendo del personaje, lo vas sintiendo mejor''.

Eso fue lo que hizo para su participación en ``El manantial'' en que puso varios espejos, mientras que en ```Alborada'' se mandó a hacer una corona a su gusto, consiguió los abanicos y el bastón que utilizó.

Romo compartirá créditos con Lucía Méndez y César Evora, entre otros, a quienes elogió por su trayectoria. Dijo que para ella es una gran responsabilidad y no puede evadir los nervios. ``Traigo todo revoloteando por dentro''.