La ciudad de La Oroya, en la sierra central peruana, está en la lista de las diez ciudades más contaminadas del mundo, informaron el viernes en Lima representantes sociales de esa zona al evaluar un estudio del instituto estadounidense Blacksmith
LIMA.-La ciudad de La Oroya, en la sierra central peruana, está en la lista de las diez ciudades más contaminadas del mundo, informaron el viernes en Lima representantes sociales de esa zona al evaluar un estudio del instituto estadounidense Blacksmith.

Debido a la contaminación del aire, la ciudad de México figura en la lista cuando ésta se amplía a 3o localidades, aunque no se detalla el lugar que ocupa, según la evaluación del instituto, fundado en 1999 con el propósito de hallar soluciones a los problemas causados por la polución.

El Movimiento por la Salud de La Oroya, que agrupa a autoridades locales y organizaciones de defensa del medio ambiente, informó en un comunicado enviado a la AP que por segundo año consecutivo La Oroya ha sido incluida en esa lista.

En el centro de la ciudad andina peruana, de 35 mil habitantes, ubicada a 180 kilómetros al sureste de Lima, opera la planta procesadora de minerales de la empresa Doe Run Perú, subsidiaria de Doe Run, con base en Missouri, Estados Unidos.

Esa planta, que emplea a 3 mil 500 personas del lugar, procesa cobre, plomo, zinc y pequeñas cantidades de oro, plata y otros metales.

Según el análisis del I nstituto Blacksmith, los pobladores de La Oroya han estado expuestos desde 1992 "a emisiones tóxicas provenientes de la planta". Agregó que el 99% de los niños que vive en La Oroya tiene niveles de plomo en su sangre que excede los límites aceptables, de acuerdo a estudios realizados por el estado peruano en 1999. Grupos ambientalistas y estudios del propio estado responsabilizan a Doe Run por la contaminación en esa ciudad.

Aunque la empresa se ha comprometido a reducir las emisiones de gases y residuos tóxicos, el Organismo Supervisor de la Inversión en Energía y Minería multó en agosto con 230 mil dólares a Doe Run por incumplimientos en el manejo ambiental.