El Universal
Autoridades de Tijuana realizaron un homenaje a puerta cerrada para el agente asesinado; suman 45 los elementos asesinados a manos de la delincuencia organizada
En una ceremonia privada que se llevó a cabo en el Cuartel Morelos dela II Zona Militar fue despedido el policía municipal Marco AntonioZepeda Barajas, muerto en un enfrentamiento contra asaltantes el pasado12 de noviembre.

Esta fue la segunda ocasión que las autoridades policíacas de Tijuanaoptaron por realizar este tipo de homenajes a puerta cerrada y eninstalaciones militares.

Con este agente asesinado se elevó a 45 el número de uniformadosasesinados en lo que va de la administración del panista Jorge RamosHernández. La mayoría de los homicidios se perpetraron en ataquesarmados y con armas largas, en emboscadas y hasta les han disparado porla espalda.

El oficial cayó en cumplimiento de su deber al atender una llamada deauxilio que reportaba un asalto en una tienda de autoservicio.

La Secretaría de Seguridad Pública Municipal de Tijuana informó queZepeda Barajas llegó a la tienda y observó que un presunto delincuenteapuntaba con un arma larga a dos empleadas, por lo que gritó parallamar su atención.

Como respuesta, éste individuo identificado como Luis Alberto GonzálezLeón, de 25 años, disparó su arma contra el oficial que repelió elataque con saldo del agente fallecido y el presunto asaltante muerto.

Versiones publicadas en medios de comunicación de Tijuana refieren queel atacante muerto era militar, pero ninguna autoridad lo haconfirmado.

Durante los hechos, ocurridos en el fraccionamiento Florido PrimeraSección, en la delegación La Presa, se logró la detención de otrosujeto que dijo llamarse Julio César Velasco Ortiz, de 18 años.