Édgar González
Saltillo, Coah.- El gobernador Humberto Moreira anunció un reconocimiento y un estímulo económico para los médicos y enfermeras coahuilenses que estuvieron en Tabasco apoyando a los damnificados por las inundaciones.
Vanguardia publicó las condiciones en que vivieron los médicos y enfermeras, quienes tuvieron que dormir en el suelo, en colchonetas.

El gobernador Moreira dijo que ordenó al secretario de Salud hacer una revisión y emitir un informe sobre las condiciones en que estuvieron los brigadistas coahuilenses durante una semana en Villahermosa, Tabasco, apoyando las labores de salud.

Dijo que no obstante que los médicos y enfermeras no lo solicitaron, se les dará un estímulo económico, pero además se les hará un reconocimiento público por su participación en el desastre ocurrido en el sur del país.

Los médicos y enfermeras de la Secretaría de Salud de Coahuila fueron los primeros en llegar a la zona de las inundaciones y colaboraron en vacunar a la población, en consultas médicas y otras actividades de salud mientras se mantenía la alerta por el desbordamiento de los ríos.

Moreira Valdés reconoció que los primeros días en que estuvieron los médicos en Tabasco se batalló para hacerles llegar el recurso económico por parte del Estado para sus gastos personales, porque no existían ni bancos funcionando.

"En diciembre les vamos a hacer un homenaje por haber entregado su esfuerzo y habrá un estímulo económico para cada uno de ellos como muestra de nuestra gratitud, sin embargo, voy a revisar detenidamente la condición en la que estuvieron viviendo", dijo.

"Ellos sabían a lo que iban".