Édgar González
La Secretaría de Salud Federal inició un programa que regularizará la situación laboral de 950 personas en Coahuila que no cuentan con su base y que tampoco tienen prestaciones de seguridad social, anunció Víctor Manuel Garay, director adjunto de Relaciones Laborales.
A nivel nacional hay poco más de 98 mil trabajadores de la Secretaría de Salud en las entidades que están contratados bajo diferentes esquemas: por honorarios, por lista de raya, eventuales y cuota de superación. Todos están en una situación irregular.

Dijo que tras la fusión de los sistemas federales y estatales de salud, más de 98 mil personas quedaron sin plaza y en las entidades no se resolvió su problema por falta de recursos.

Ahora el Gobierno Federal ha emprendido un programa de regularización de plazas que en Coahuila beneficiará a 950 personas a quienes se les entregará su base laboral y contarán con mejor sueldo, además de obtener las prestaciones sociales correspondientes.

Los empleados irregulares de Salud ganan mucho menos que aquellos que tienen su base, aunque desempeñan en muchos casos la misma función.

Garay puso como ejemplo el caso de un médico, que contratado a través de un esquema fuera de la base, gana 6 mil pesos, mientras que contratado en forma regular gana 20 mil pesos.

Tanto la FSTSE como el Sindicato de Salud están negociando con el Gobierno Federal la regularización de todos los trabajadores que están en situaciones precarias.

La plaza que se les entregará a los trabajadores en las entidades será estatal, pero los recursos económicos llegarán del Gobierno Federal, dijo el funcionario.