Notimex
En el transcurso de este miércoles se discutirá, en segunda lectura, su aprobación definitiva
El Senado de la República dio esta madrugada primera lectura al dictamen de la Reforma Electoral, y en el transcurso de este miércoles discutirá, en segunda lectura, su aprobación definitiva.

El dictamen precisa que se deberá elegir un nuevo consejero presidente del IFE en un plazo no mayor a 30 días a partir de la entrada en vigor de la reforma; dicho funcionario concluirá su gestión el 30 de octubre de 2013 y podrá ser reelecto una sola vez.

Mientras la Cámara de Diputados elige en dicho lapso al nuevo consejero presidente del Instituto Federal Electoral (IFE), seguirá al frente de ese organismo su actual titular, precisa en el proyecto.

De igual manera, señala que al entrar en vigor la Reforma Electoral de los ocho consejeros restantes se elegirá a tres para que concluyan su mandato el 15 de agosto de 2008, y tres más que saldrán el 30 de octubre de 2010.

También a más tardar el 15 de agosto de 2008 se elegirá a tres nuevos consejeros electorales para que finalicen su mandato el 30 de octubre de 2013. Además, también se elegirá a dos nuevos consejeros electorales que deberán concluir su gestión el 30 de octubre de 2016.

En el dictamen se precisa que los partidos políticos en ningún momento podrán contratar o adquirir, por sí o por tercera personas, tiempos en radio ni en televisión.

Ahora, el acceso permanente de los partidos políticos a radio y televisión será exclusivamente a través de los tiempos que el Estado disponga, y será asignado por el IFE.

También se establece el derecho de réplica o de rectificación y se reduce en 85 por ciento el financiamiento privado a partidos para quedar en 40 millones de pesos, en lugar de los casi 270 millones actuales.

Igualmente, se reduce en cinco puntos porcentuales menos que en la iniciativa original el financiamiento público, que generaría un ahorro al erario de más de 200 millones de pesos sólo con la entrada en vigor de la Reforma Electoral.

También se contempla que cuando haya comicios para presidente y las dos cámaras, el financiamiento público sea equivalente a 50 por ciento de lo que cada partido recibe actualmente por ese concepto, esto es, una reducción a la mitad.

La propuesta a discusión considera establecer una Contraloría General del IFE, que con autonomía técnica y de gestión fiscalizaría todo los ingresos y egresos del organismo.

Además, se crea un órgano técnico del Consejo General del IFE para la fiscalización de las finanzas de los partidos, cuya función no estará limitada por los secretos bancario, fiduciario y fiscal.

También se eleva a rango constitucional la obligación de las fuerzas políticas de no utilizar en su propaganda expresiones denigrantes y se prohíbe la intervención de organizaciones gremiales en la creación de partidos.