Antonio Ruiz
Saltillo, Coah.- La prevención del delito es competencia exclusiva del secretario de Seguridad Pública del Estado, Fausto Destenave Kuri.
"Él es quien debe buscar y activar todos los instrumentos y mecanismos necesarios para evitar que los policías estatales y municipales se contaminen con el narcotráfico y el crimen organizado en Coahuila", consideró el abogado Francisco Javier Robledo Méndez.

Lo anterior fue expuesto por el presidente del Foro de Abogados de Saltillo al recordar que el procurador de Justicia del Estado, Jesús Torres Charles, está en lo correcto en cuanto a que les señala a los alcaldes que deben estar atentos para que los policías municipales no generen nexos con el narcotráfico o el crimen organizado para evitar la inseguridad en la que estamos viviendo, dados los actos violentos que se han sucedido en la entidad.

Sin embargo, dijo, es una buena exhortación de Torres Charles a los ediles, pero hay que tomar en cuenta que la Procuración de Justicia es un área de investigación y persecución del delito.

Pero insistió que la prevención es competencia exclusiva del Secretario de Seguridad Pública, quien debe tomar cartas en el asunto.

Destenave Kuri también debe capacitar a los policías, mejorar los salarios y prestaciones sociales, o sea, "ponerles la camiseta en sí" para que sean realmente protectores de los coahuilenses y no haya nexos con el narco, demandó.

Francisco Robledo Méndez señaló que la responsabilidad inmediata de los alcaldes relacionados con sus policías es salvaguardar los valores jurídicos que protege la Ley en su municipio.

"Además, el Presidente Municipal dentro del ámbito de su competencia a través de la Dirección de la Policía Preventiva Municipal tiene la obligación de conocer el medio donde se desarrollan sus elementos, fundamentalmente en lo que corresponde al ámbito familiar, económico y social, para ver si el área de trabajo lo está relacionando con el crimen organizado.

"Si ellos en el área de trabajo se coluden en una forma con el crimen organizado, es porque su ámbito familiar y social está escaso de satisfactores, y por esa razón se dejan fácilmente influenciar por ese tipo de relaciones que les reditúan algún ingreso económico extra", señaló.