México, D.F. .- Lolita Cortés demostró una vez más su capacidad histriónica durante su debut en la comedia teatral "Chicas católicas", en la que suplirá durante dos semanas a Anahí Allué, en los papeles de "Wanda" y la hermana "María Martha".
Cortés aceptó el reto a pesar de tener una apretada agenda de trabajo, pues además de relevar a Anahí también interviene en "Peter Pan", los fines de semana, y actúa en "Confesiones de mujeres de 30".

La actriz aceptó la invitación de Morris Gilbert para estar como invitada, interpretando a la traviesa "Wanda" y a la singular monja "María Martha", pero sólo seis días: la víspera, hoy jueves, este viernes y el 22, 23 y 24 de mayo.

El debut de Lolita, quien comparte escenario en "Confesiones de mujeres de 30" con Anahí, se dio luego de que Allué le comentó que necesitaba ausentarse de "Chicas católicas" para viajar a Argentina a solucionar algunos problemas familiares.

Lolita se ofreció a reemplazarla y no lo hizo nada mal, pues durante su debut cautivó con su carisma, su bis cómica y su notable experiencia histriónica, obtenida durante 30 años de trabajo en los escenarios.

Al final de la primera de sus apariciones, sus compañeras en la obra pidieron una ovación al público. Asimismo, Gilbert le agradeció su colaboración y lanzó su promesa de que buscaría alguna alternativa para que ella pudiera participar más adelante en el elenco base de "Chicas católicas".

Lolita Cortés compartió el escenario con Alejandra Ley, Valeria Vera, Anilú Pardo y Pilar Boliver, quienes son dirigidas por Ana Lorena Pérez Ríos.

Casi al borde de las lágrimas, emocionada por la ovación recibida, Lolita no hizo más que corresponder a los comentarios de Morris y al buen recibimiento de sus compañeras de escena.

A la función acudieron algunos familiares y amigos de Lolita Cortés, pero su emoción creció aún más, cuando descubrió a su hijo Rodrigo, de 14 años, quien la recibió con un fuerte abrazo, mientras los periodistas intentaban obtener una declaración sobre la noche de su debut en el Nuevo Teatro Sala Chopin.