Según un comunicado oficial citado por el diario Fahd bin Nasr bin Fahd al Hamidan fue decapitado con una espada
Riad.- Un ciudadano saudí ha sido decapitado en Arabia Saudí tras haber sido encontrado culpable de obtener beneficios de la prostitución de otras personas, de venta de drogas y de robo de viviendas y locales comerciales, informó hoy el periódico saudí Al Riyad.

Según un comunicado oficial citado por el diario Fahd bin Nasr bin Fahd al Hamidan fue decapitado con una espada por formar parte de "una banda que allanaba casas, amenazaba a las mujeres con armas, robaba joyas y automóviles que después vendía y asaltaba joyerías y tiendas de móviles, además de vender drogas y prostituir a mujeres".

La ejecución de la pena capital, que se llevó a cabo de acuerdo con la ley islámica, tuvo lugar en la ciudad de Riad, según la nota ministerial.

Con esta muerte asciende a 14 el número de personas que han sido ejecutadas este año en Arabia Saudí.

El año pasado la justicia aplicó en 102 ocasiones la pena de muerte, un número que llegó a 152 en 2007.

El ultraconservador régimen saudí aplica de manera estricta la ley islámica.