IMAMDHERI, PAKISTAN.- Militantes islamistas capturaron y posteriormente decapitaron a 13 personas, incluidos seis agentes de seguridad, en incidentes separados en el noroeste de Pakistán, informaron ayer fuentes oficiales actualizando un balance anterior.
Los seis agentes de seguridad fueron secuestrados en un mercado cerca del valle de Swat en la provincia de la Frontera Noroeste el viernes y varias horas después fueron decapitados, según informes proporcionados a la AFP por el secretario provincial Badshah Gul Wazir.

Militantes islamistas también secuestraron a siete personas que no tenían relación con autoridad alguna el viernes en el misma región y después los ejecutaron, afirmó por su parte el jefe de la policía provincial Sharif Virk.

"Fueron también asesinados por terroristas que los acusaron de colaborar con las fuerzas gubernamentales", declaró el jefe policiaco.