México, D.F. .- Los decomisos de droga realizados este año en México provocan desabastecimiento de cocaína y metanfetaminas en EU, señalaron hoy las autoridades mexicanas, durante el acto de incineración de las 23.5 toneladas de cocaína incautadas a finales del pasado mes.
El Procurador General de la República de México, Eduardo Medina, aseguró que en EU el precio de la cocaína ha aumentado un 44% y su pureza ha caído en un 15%.

De igual modo, dijo que el precio de la metanfetamina en ese mismo país se ha elevado en un 73% con una reducción de pureza del 31%.

"Esto refleja precisamente, que no hay abasto para atender la demanda y esto es resultado del esfuerzo que se ha venido realizando en nuestro país por las autoridades mexicanas", señaló.

Medina destacó que durante el Gobierno de Felipe Calderón, que el próximo sábado cumplirá un año al mando del país, en dos acciones se han logrado "los aseguramientos más grandes de cocaína y de dinero en efectivo en la historia mundial".

El 31 de octubre de este año las autoridades mexicanas incautaron 23.5 toneladas de cocaína en el barco "Esmeralda", con bandera de Hong Kong y procedente de Colombia, en el puerto de Manzanillo, en el Pacífico mexicano.

El 16 de marzo al empresario chino nacionalizado mexicano Zhenli Ye Gon le fueron incautados en su domicilio de un barrio residencial del Distrito Federal más de 205 millones de dólares en efectivo.

A raíz de esta incautación se inició la búsqueda de Zhenli, que fue detenido el 23 de julio en EU bajo la acusación de haber conspirado para introducir 500 gramos o más de metanfetaminas.

En el primer caso, explicó Medina Mora, se estima que la pérdida para el narcotráfico de manera directa fue de 589 millones de dólares, 3.251,6 millones de dólares si se toma en cuenta "toda la cadena trasnacional" del negocio de la droga.

En la gestión de Calderón, agregó, se han incautado 48.63 toneladas métricas de cocaína, 1.935 toneladas de marihuana, 35.7 toneladas de precursores químicos para metanfetaminas, 688.635 cartuchos, 537 granadas, 7.456 armas, 100 embarcaciones y 51 aeronaves.

Además, hasta octubre de este año se habían detenido a 13.198 personas por tráfico de drogas y 89 personas habían sido extraditadas a otros países, entre ellas "los principales capos del narcotráfico que se encontraban detenidos en territorio nacional", dijo el fiscal general.

Por su parte, el secretario (ministro) de Seguridad Pública mexicano, Genaro García Luna, destacó que México "marca la pauta a nivel internacional con el aseguramiento de cocaína más grande del mundo" y aseguró asimismo que con el decomiso de Manzanillo "se rompió una cadena de corrupción".

"Es obvio que los dueños de esta droga no hubieran enviado un cargamento de esta magnitud si no hubieran estado confiados en sus redes de corrupción", indicó.