Notimex
Cd. de México.- Dedicado a los dramaturgos indígenas de México, fue presentado hoy aquí el tercer tomo de la antología "Palabras de los seres verdaderos", una compilación del escritor mexicano Carlos Montemayor y el investigador estadounidense Donald Frischmann.
La obra trilingüe, que lleva por título "Nuevo teatro popular en México", tiene como aportación principal el que por vez primera la voz de los indígenas habla por sí misma sin estar sometida como lo estuvo durante muchos siglos, destacaron los compiladores en la Sala Manuel M. Ponce, del Palacio de Bellas Artes.

La presentación del tomo, publicado por la Universidad de Texas, estuvo a cargo del poeta Natalio Hernández, el dramaturgo Feliciano Sánchez Chan, y Víctor Hugo Rascón Banda, en su calidad de presidente de la Sociedad General de Escritores de México (Sogem).

Los dos primeros volúmenes de "Palabras de los seres verdaderos" fueron dedicados a la narrativa y a la poesía, mientras que esta tercera entrega permite disfrutar de la dramaturgia de la tzotzil, Petrona de la Cruz; la dramaturga tzetzal Isabel Juárez Espinosa; así como un trabajo de Feliciano Sánchez Chan y Carlos Armando Tzun Ek.

También incluye una obra de una escritora en lengua tzotzil, el de un colectivo de escritores tzotziles y tzetzales que se llama Sna Jtz'ibajom (La casa del escritor) y un texto del profesor Ildefonso Maya.

De esta forma, el libro representa una radiografía de las costumbres e interpretaciones del mundo que tienen los pueblos indígenas, vista a través de los ojos de Montemayor y Fischmannm, quienes han dedicado esta antología a la preservación y difusión de las diversas lenguas mexicanas.

En su intervención, Natalio Hernández, quien forma parte de los autores compilados en el primer tomo dedicado a la poesía, hizo un llamado a seguir luchando para que "las lenguas de nuestros pueblos se reconozcan como lenguas oficiales en nuestra Constitución a través de políticas públicas que formen un proyecto de nación multilingüe y pluricultural en el contexto de la nación mexicana del siglo XXI".

Las lenguas originarias de México, puntualizó, deben entrar en la disputa para que dejen de ser objetos folclóricos y de preservación arqueológica y también como idioma terciario, como ha sido hasta ahora, a fin de que trasciendan a todos los ámbitos de la sociedad mexicana.

Por su parte, el escritor Víctor Hugo Rascón Banda agradeció que este último tomo se haya dedicado a la dramaturgia, ya que, mencionó, "en muchas ocasiones no se incluye al teatro en la literatura, y en este caso no se podría entender la literatura indígena sin su aportación teatral".

En su oportunidad, Carlos Montemayor señaló que "con este lanzamiento se da por terminado un trabajo de más de siete años, a través de los cuales llegamos a las entrañas de la cultura indígena por medio de sus letras".

Mientras que Frischmann aseveró que aunque esta antología no esté destinada al éxito comercial, sí representa un aporte a la preservación de las lenguas indígenas, ya que las sitúa en el mismo escalafón que las lenguas mundiales, como es el caso del español e inglés, idiomas a los que se ha traducido la compilación.

De esta forma, aseguró, los investigadores, docentes y estudiantes tendrán un punto de referencia en torno al tema de la literatura indígena, misma que conlleva un valor incalculable en cuestión de la riqueza cultural de este país.