Notimex
Miami, EU.- Un ex guardaespaldas de Alejandro Sanz, quien rindió testimonio en privado ante la Fiscalía Estatal de Miami, en el caso de extorsión contra dos ex empleados del artista, defendió al cantante y dijo que es una persona digna de admirar.
Jesús Gutiérrez aseguró que en el proceso judicial se han dicho "cosas incorrectas y son una falta de respeto, nosotros los latinos deberíamos de querer un poquito más a los que ponen el nombre de nosotros muy en alto, deberíamos de respetarlos y quererlos en vez de tratar de destruirlos".

Gutiérrez declaró lo anterior a la prensa al salir de la Fiscalía Estatal, en donde la defensa de los acusados Carlos González y Sylvia Helena Alzate comenzó a interrogar desde el lunes a los principales testigos en el caso de presunto chantaje al cantante español.

El abogado Lonie Richardson dijo que este martes terminaba de declarar Juan Ramón Ramírez, quien denunció oficilamente en diciembre de 2006 que el intérprete de "No es lo mismo" era víctima del chantaje y robo por parte de los dos ex empleados.

Ramírez dijo haber recibido una llamada de González en la que éste le dijo que había trabajado para Sanz más de seis años y amenazó con "herir la reputación" del artista.

González, de origen cubano, presuntamente le dijo a Ramírez que su silencio valía 500 mil dólares.

Ramírez es el director corporativo de ALJA, una subsidiaria en el estado de Florida de Gazul Producciones, empresa del cantante.

El juicio de la pareja -que trabajó en la residencia de Sanz en Miami Beach y que ya sólo enfrenta el cargo de extorsión-, ha sido programado para el próximo 17 de marzo. Ambos acusados se han declarado inocentes y la defensa busca que el cargo le sea retirado a Alzate antes de la fecha señalada.