La Jornada
Expuso que si bien la calificadora considera insuficientes las reformas hacendarias, reconoce que éstas "son un paso en la dirección correcta".
México, DF. La Secretaría de Hacienda y Crédito Público (SHCP) salió este lunes en defensa de las recientes reformas fiscales al señalar que si bien Fitch Ratings bajó la calificación de la deuda soberana de México por considerarlas insuficientes para enfrentar las presiones en la materia, la calificadora reconoce que "son un paso en la dirección correcta".

Asimismo, dijo, la calificadora internacional reconoce que un sistema bancario sano, la solidez de las cuentas externas y un perfil adecuado de amortizaciones de la deuda pública son elementos positivos que subyacen a la perspectiva estable de la calificación.

Este lunes, Fitch Rating ratificó el grado de inversión de México, pero redujo su calificación de deuda soberana de BBB+ a BBB.

Para la Secretaría de Hacienda, dicho nivel indica una calificación para el país de dos niveles por arriba del grado de inversión.

En un comunicado, la dependencia sostuvo que las reformas emprendidas durante la actual administración "representan un avance importante para atender las diferentes debilidades estructurales" que Fitch considera en su calificación y garantizan la sostenibilidad de las finanzas públicas.

Entre ellas, precisó, el Paquete Económico para 2010 incluye medidas fiscales que llevarán a incrementar en 136 mil millones de pesos los ingresos tributarios no petroleros, esto es 1.1 por ciento del Producto Interno Bruto (PIB).

Ponderó que con las reformas fiscales de la actual administración federal (2007 y 2009), los ingresos tributarios no petroleros aumentarán de un nivel de 9 por ciento del PIB en 2006 a un estimado de 12 por ciento para 2012.

También destacó que las reformas a los sistemas de pensiones de los trabajadores del sector público implementadas a partir de 2007 reducirán en aproximadamente 30 por ciento del PIB los pasivos pensionarios del país.