Universal
Ciudad Obregón, Sonora.- Los hechos, registrados en la zona serrana de Sonora, dejaron además dos soldados y un civil heridos
Un enfrentamiento entre militares y presuntos narcotraficantes este sábado por la noche en la zona serrana de El Bajío, entre los municipios de El Quiriego y Rosario Tesopaco, Sonora, dejó como saldo dos muertos y tres heridos.

Los hechos ocasionaron dos soldados heridos y uno muerto, además de un presunto delincuente muerto y otro más lesionado, caso que está siendo investigado por las corporaciones policíacas, ya que grupos de la Secretaría de la Defensa Nacional (Sedena), la Procuraduría General de la República (PGR) y la Procuraduría General de Justicia del Estado (PGJE) se encuentran en la zona.

Aún cuando existe hermetismo en el 60 Batallón de Infantería, trascendió que los soldados lesionados al parecer se llaman Cornelio Hernández Hernández de 25 años de edad, vecino de la colonia Los Olivos en Hermosillo, mismo que según diagnóstico médico resultó con una herida de bala y fractura en fémur izquierdo.

Así como Ricardo Lucas de 22 años de edad, domiciliado también en la capital del estado, presentó tres heridas en mano y tórax.

Ambos soldados, pertenecientes al 60 Batallón de Infantería con asiento en la comisaría de Esperanza del Municipio de Cajeme, fueron trasladados la mañana de ayer en helicóptero desde el lugar de los hechos hasta el Aeropuerto de ciudad Obregón y de ahí en ambulancia al Hospital General, donde quedaron bajo observación Médica.

En el nosocomio se observó un movimiento inusual de militares, entre ellos, un par de médicos pertenecientes a las Fuerzas Armadas de México, los cuales llegaron para diagnosticar a los heridos y posteriormente abandonaron el lugar que era custodiado por agentes de Seguridad Pública.

Las primeras informaciones apuntan a que al parecer varios sujetos participaban en la tradicional celebración del " San Judas Tadeo" cuando llegaron los militares y fueron recibidos a balazos, quienes respondieron la agresión.

Soldados del Ejército, elementos de la Procuraduría General de la República (PGR) y de la Procuraduría General de Justicia en el Estado (PGJE), peinan la sierra en busca de los presuntos narcotraficantes que lograron darse a la fuga hacia la parte alta de la sierra sonorense desde el momento del enfrentamiento.