Notimex
Presuntos rebeldes atacaron las redes que abastecen de agua a Villavicencio, la principal ciudad del oriente colombiano, lo que dejó sin el líquido a unas 390 mil personas, informaron hoy las autoridades locales.
Bogotá.- El alcalde de Villavicencio, Héctor Franco, dijo a periodistas que los irregulares dinamitaron varios de los tramos que surten del servicio a la zona, acción que dejó sin agua al 90 por ciento de la ciudad.

Informó que tres de las cargas fueron activadas al parecer por miembros de las Fuerzas Armadas Revolucionarias de Colombia (FARC) y una cuarta fue neutralizada por el Ejército en el área rural.

El funcionario previó que la ciudad, situada a 200 kilómetros al oriente de Bogotá, estará sin el vital líquido por lo menos una semana, ante lo cual se estudia un plan de contingencia para atender la emergencia.

Las autoridades creen que la acción fue cometida por las FARC, la mayor y más antigua guerrilla de Colombia, por las características del explosivo empleado y la manera en que se afectó la red de acueducto local.