Notimex
Berlín.- Al menos ocho muertos y cuantiosos daños materiales dejó hoy la tormenta Emma a su paso por Austria, Alemania y la República Checa, donde se registraron vientos de hasta 200 kilómetros por hora.
Según versiones de prensa captadas en esta capital, el ciclón causó la muerte de cuatro personas en Austria, dos de las cuales eran turistas alemanes.

Una de las víctimas falleció aplastada por su propio auto en un campamento, una más quedó atrapada en un taxi sobre el que cayeron varias rocas y las otras dos perecieron por la caída de árboles.

En Praga, la capital checa, una niña de 11 años murió al caerle un árbol encima, mientras que un hombre de 80 años fue alcanzando por las láminas de un techo de una casa cercana.

En Alemania, la tormenta provocó la muerte de dos personas. Un automovilista falleció aplastado por un árbol, mientras que un motociclista pereció cuando, debido a la escasa visibilidad, se impactó con un camión que circulaba en sentido contrario.

Los fuertes vientos de este sábado provocaron también el derrumbe del cableado eléctrico en ciudades de los tres países, ocasionando apagones, caos vial, el retraso de los trenes y la suspensión de casi 130 vuelos en el aeropuerto de Frankfurt.

Asimismo, el tráfico aéreo fue interrumpido brevemente en Austria y la República Checa debido a la tormenta.

En la región de Baviera (sur de Alemania) se registraron además inundaciones a causa de la tormenta que, según cálculos de las autoridades alemanas, habría causado daños materiales por 'decenas de millones de euros'.

Emma afectó también, aunque en menor grado, algunas localidades de Holanda, Bélgica y Francia.

Como medidas de precaución, varios edificios fueron evacuados en Bélgica y Francia, mientras que en Holanda se decidió cerrar una presa.