En distintos hechos, la ciudad fue testigo de violentas ejecuciones, siete de ellas, relacionadas con el crimen organizado.<br>Foto: Milenio
Milenio
En distintos hechos, la ciudad fue testigo de violentas ejecuciones, siete de ellas, relacionadas con el crimen organizado.
Una noche violenta fue la que se vivió esta madrugada, la cual dejó como saldo en diferentes hechos, ocho personas asesinadas, de éstas, siete están relacionadas con la delincuencia organizada.

Dos hombres fueron ejecutados de varios impactos de bala en un servicar del municipio de Guadalupe.

El hecho violento se registró poco después de las 22:00 horas de este sábado sobre la avenida Morones Prieto casi en su cruce con la calle Arteaga, en la colonia la Esmeralda del citado Municipio.

De acuerdo a algunos testigos, dos varones de entre 35 y 40 años de edad llegaron en un vehículo Stratus color verde obscuro sin placas, al negocio identificado como servicar Garza y al momento que se estaban bajando del mismo fueron acribillados por varios sujetos armados.

Los ministeriales detallaron que el cuerpo de uno de los varones quedó tendido boca arriba entre la puerta del lado izquierdo y el vehículo, el mismo vestía pantalón de mezclilla azul, playera gris con estampados negros; su pierna derecha estaba aún sobre el estribo del carro, por lo que se presume que iba bajándose del carro cuando le dieron muerte.

El otro occiso quedó tendido también boca arriba, del lado derecho de la unidad, vestía pantalón de mezclilla azul y camiseta blanca, además tenía un radio nextel en la mano derecha.

Ambos cuerpos presentaban más de cinco impactos de bala, sin que se precisara el calibre.

Alrededor de los cadáveres y en las inmediaciones del servicar se colectaron más de una decena de casquillos percutidos, similares a los de armas 9 milímetros, pero esto no fue confirmado por los agentes investigadores.

En otro hecho, elementos del Ejército Mexicano localizaron el cuerpo sin vida de un hombre, envuelto en una cobija, al interior de una camioneta en la colonia Riveras de la Silla, en el municipio de Guadalupe; y derivado de este hecho hay dos personas detenidas.

El macabro hallazgo se dio poco después de la una de la mañana de este domingo sobre la calle Campiña, casi esquina con Circunvalación, en la mencionada zona, cuando las fuerzas castrenses recibieron la denuncia anónima que en dicho punto había personas sospechosas.

Al lugar arribaron unos seis camiones de soldados para patrullar el área y detectaron que en el asiento trasero, de Camioneta Ram 2500, doble cabina, de color blanco, con placas de circulación RA 58 621 del estado de Nuevo León, había un bulto que parecía ser el cuerpo de una persona.

Al percatarse de la presencia militar, dos hombres no identificados intentaron huir por lo que fueron sometidos por los soldados.

Una vez asegurada la zona, se dio parte a la Procuraduría General de Justicia en el estado, cuyos elementos abrieron la camioneta y localizaron un cuerpo sin vida de un varón de nos 30 a 35 años de edad aproximadamente, envuelto en una cobija.

En un tercer episodio de violencia con una lluvia de balas de armas de grueso calibre, tres personas fueron ejecutadas y sus cuerpos recuperados por la delincuencia organizada, al sur de Monterrey.

El suceso violento se registró cerca de las dos de la mañana de este domingo, sobre la calle Sierra de la Marta, entre Sierra de Lampazos y Sierra Mojada, en la colonia Sierra Ventana.

En este punto, un convoy de camionetas con hombres armados a bordo detonó sus fusiles en contra de un vehículo Subaru, color blanco, con placas de circulación SDP 14 34 del estado de Nuevo León, provocando que los tres ocupantes, dos en la parte delantera y uno en el asiento de atrás perdieran la vida.

Los primeros en llegar a la escena del crimen, fueron los uniformados de la Secretaria de Seguridad Pública del Estado, quienes minutos después de tomar conocimiento del asesinato, tuvieron que salir corriendo, debido a que el convoy de hombres armados regreso y les arrojo al menos una granada.

Cuando los policías estatales regresaron con apoyo del Ejército Mexicano, los tres cuerpos había desaparecido y solo quedó el carro con decenas de impactos de bala y manchas de sangre por todos lados.

En otro hecho una persona de la tercera edad fue golpeada hasta la muerte por presuntos pandilleros, en la colonia Moderna, en Monterrey.

Los hechos se reportaron cerca de la 12:30 horas de este domingo en la privada Alamo, entre las avenidas Ruiz Cortínez y Félix Uresti Gómez, en la mencionada zona.

De acuerdo a algunos vecinos del sector quienes denunciaron la agresión, una hombre de tez aperlada, complexión robusta, que vestía pantalón de tela sin camiseta y de unos 60 años de edad, aproximadamente, salió de su casa en estado de ebriedad para echarle bronca, como coloquialmente se dice, a unos jóvenes.

Presuntamente, al menos dos muchachos descritos como pandilleros arremetieron violentamente contra el adulto mayor y una vez en el suelo, lo golpearon con un ladrillo hasta que este dejo de moverse.

Los paramédicos de la unidad 25 de la Cruz Roja, prestaron el auxilio a la persona, sin embargo, la gravedad de las heridas que presentaba provocaron que perdiera la vida.

Los rescatistas detectaron múltiples fracturas en el cráneo y golpes en la cara y cuerpo.

La serie de ejecuciones que se dieron durante la noche del sábado y madrugada del domingo concluyó con el asesinato de un joven en una de las zonas residenciales del municipio de San Pedro.

El hecho violento ocurrió entre las 5 y 5:30 de la mañana de este domingo en la rotonda ubicada en el cruce de las avenidas Fundadores y Lampazos en la colonia Real San Agustín.

De acuerdo a los policías de la Secretaria de Seguridad Publica de San Pedro, que fueron los primeros en llegar a la escena del crimen el cadáver del varón de entre 20 y 25 años de edad estaba boca abajo, maniatado y con los ojos vendados.

Al llegar los peritos en criminalística de la Procuraduríade Justicia, detectaron que alrededor del cuerpo había al menos 23 casquillos percutidos de armas de grueso calibre .223 y 9 milímetros, por lo que se presume que fue ejecutado en este punto.

Los elementos policiales sanpetrinos armaron un cerco de seguridad de más de 8 cuadras de distancia por las diversas cuadras de acceso a este punto, ya que vecinos del sector reportaron la presencia de hombre armados a bordo de camionetas con los vidrios polarizados.