El más mortífero de los ataques, perpetrado por un suicida con un coche bomba, dejó diez civiles muertos y otros 14 heridos, en las proximidades de la ciudad de Tikrit
Al menos 24 personas perdieron la vida y otras decenas resultaron heridas hoy en la jornada de violencia que vivió Irak, informaron fuentes de los cuerpos de seguridad iraquíes.

El más mortífero de los ataques, perpetrado por un suicida con un coche bomba, dejó diez civiles muertos y otros 14 heridos, en las proximidades de la ciudad de Tikrit, 160 kilómetros al norte de Bagdad, precisaron las fuentes.

Según su relato, el atacante empotró el vehículo contra una comisaría de la localidad de Dajla, ubicada a unos 30 kilómetros al sur de Tikrit, capital de la provincia de Salahedin.

Las fuerzas de seguridad acordonaron la zona para evitar nuevos atentados y facilitar el trabajo al personal sanitario para la evacuación de los heridos.

Ese atentado se produce después de que esta mañana al menos ocho policías resultasen heridos, muchos de ellos graves, por la explosión de un camión bomba, también en Tikrit, informaron portavoces policiales.

Indicaron que un suicida se lanzó con el vehículo cargado con explosivos contra un puesto de control policial establecido en el este de la ciudad.

Mientras, a unos 230 kilómetros al norte de Tikrit, en la ciudad de Mosul, dos supuestos rebeldes murieron durante enfrentamientos con las fuerzas de seguridad en el oeste de la ciudad, apuntó el general de brigada, Abdelkarim Yaburi, responsable de operaciones de la Policía.

Las otras doce víctimas mortales se registraron en ataques con coches bomba y redadas estadounidenses en diversos lugares de Bagdad, según confirmaron responsables de la Policía local y el mando norteamericano.

Las fuentes de seguridad detallaron que dos civiles murieron y otros cuatro resultaron heridos por el estallido de un vehículo cargado con explosivos estacionado cerca de la Universidad Politécnica, en el sureste de Bagdad.

En otro atentado, una persona murió y dos resultaron heridas cuando un coche bomba explotó cerca de la comisaría de Jansa, en el barrio de Kamalia, en el sur de la capital.

Según las fuentes, ambos estallidos ocasionaron importantes daños materiales en varios vehículos y edificios colindantes.

Asimismo, un civil iraquí murió y tres resultaron heridos por la detonación de un automóvil cargado de explosivos en las proximidades de la embajada de Polonia, en el centro de Bagdad.

Las fuentes no aclararon si el atentado tenía como objetivo la embajada, situada en el barrio de Arsat al Hindiya, en el distrito de Al Karrada, en el centro de Bagdad.

En otro suceso, en el barrio de mayoría chií de Ciudad Sadr, en el este de Bagdad, al menos dos personas murieron y otras ocho resultaron heridas durante una operación de las tropas estadounidenses, indicaron las fuentes, que no dieron más detalles.

Pocas horas después, el Ejército estadounidense anunció que ha abatido a seis supuestos insurgentes y detenido a otros 17, entre ellos a un familiar del fallecido presidente iraquí,Sadam Husein, en distintos puntos de Irak.

Según un comunicado, soldados norteamericanos mataron a cinco de los supuestos insurgentes y arrestaron a otros tres en una operación lanzada en el este de Bagdad.

La nota explica que pertenecían a "grupos especiales" en referencia a las milicias chiíes a las que EEUU acusa de mantener contacto con la guardia revolucionaria iraní.

Según otra nota norteamericana, el Ejército iraquí, apoyado por fuerzas especiales estadounidenses detuvo a catorce sospechosos y mató a otro en distintas operaciones.

El mismo texto también revela que las fuerzas norteamericanas han capturado a un primo segundo de Sadam Husein, que era, al parecer, el máximo dirigente de una célula de Al Qaeda al norte de Mosul, en la provincia de Nínive.

Sin embargo, no ofrece más detalles sobre la identidad del detenido o la operación en la que fue arrestado.