Redacción
En el mundo de la moda el nombre "Ralph Lauren" es más que conocido, y quienes no están al tanto de las pasarelas de Milán, Nueva York o París, seguramente lo ubicarán como el hombre detrás de la línea de ropa Polo.
Pero, hay algo más que saber y es que en el entorno automovilístico el diseñador neoyorquino también se ha hecho de renombre, ya que es conocido como un verdadero fanático de los coches y cuenta con una impresionante colección de autos, que incluso pondría celosos a otros de los más renombrados coleccionistas.

Su preciado tesoro fue develado por un programa documental de Discovery Channel llamado "Speed, Style and Beauty: The Ralph Lauren Car Collection", que se podría traducir como "Velocidad, estilo y belleza: la colección de autos de Ralph Lauren", en el que se pudo apreciar una verdadera pasarela de vehículos de época, clásicos y deportivos, que dejaría boquiabierto a cualquier amante de los autos.

Más allá de su buen gusto por las prendas de vestir, el documental dejó en claro que el diseñador cuenta además con un inmejorable gusto por los autos; claro, y que su vasta fortuna le permite darse el lujo de adquirir esas sublimes piezas.

Entre algunas de las 29 exquisiteces automovilísticas que contiene la colección del señor Lauren se encuentran un Blower Bentley de 1929, el primero en su tipo en salir súper cargado; un Bugatti Type 57SC Atlantic Coupé de 1938; dos Ferraris, un 250 Testa Rossa de 1958 y un Testa Rossa 61 Spyder Fantuzzi de 1961; un Alfa Romeo 8C 2900 Mille Miglia de 1938; un Mercedes-Benz Count Trossi SSK de 1930; y una rara versión del McLaren F1LM de 2005, del cual sólo se fabricaron cinco unidades.