Notimex
México.- El titular de la Conagua, José Luis Luege, señaló que las inundaciones en México se pueden prevenir, aunque se requiere que los programas de desarrollo urbano sean acordes con los mecanismos que se apliquen para evitarlas.
Durante su comparecencia ante la Comisión de Recursos Hidráulicos de la Cámara de Senadores respecto a las inundaciones en Tabasco, indicó que para ello también es necesario actuar a fin de remediar la situación de asentamientos irregulares e ilegales.

El funcionario de la Comisión Nacional del Agua (Conagua) refirió que la situación de vulnerabilidad en la sureña entidad "es hoy mayor que ayer y mañana será más grande que hoy" porque "si el crecimiento poblacional no se hace de forma ordenada la vulnerabilidad crece".

Sobre las obras que programaron para la entidad no precisó si hubo restricciones presupuestales de la Cámara de Diputados o de la Secretaría de Hacienda, aunque dijo que hay un documento emitido por la Conagua en diciembre de 2005 en el que se establece la ampliación del programa integral de control de inundaciones.

En ese sentido comentó que existe la obligación de revisar las causas que generaron las fallas y el alcance de las obras y si fueron o no fueron ejecutadas, evaluación que se realiza y se entregará a la Cámara de Senadores.

Aseveró que en varios casos se advierte que después de haber sido firmado y aceptado el programa integral referido hubo desarrollos urbanos en zonas inundables ya prestablecidos en el propio programa.

Al respecto acusó que hay demasiados asentamientos irregulares; "el problema esta rebasado, es un problema social muy relacionado con altos niveles de pobreza, pero es también un problema político y un problema de corrupción", anotó.

Luege Tamargo recordó que desde el principio de la presente administración se implementó una política para denunciar los asentamientos irregulares e ilegales pero ello, dijo, es un problema que requiere un programa de ordenamiento ecológico territorial.

Finalmente el funcionario reconoció que muchas ciudades y localidades están expuestas a inundaciones, entre ellas Tampico, Tamaulipas, y otras de la Cuenca del Rio Pánuco y Villahermosa, Tabasco.

Asimismo, otras ubicadas en las cuencas de los ríos Grijalva y Usumacinta, y el valle de México.