Nueva York, EU.- La cantante Lindsay Lohan ha sido demandada por una modelo de Nueva York por llevarse sin su permiso su costoso abrigo de visón, informa hoy el "New York Post".
La demandante es Maria Markova, de 22 años, que afirma en el documento elevado a la corte superior de Manhattan que Lohan, de 21 años, se llevó a fines de enero la prenda de un club nocturno. Cuando pensaba que había perdido para siempre el abrigo, que era un regalo de su abuela y vale unos 11.000 dólares, vio en la foto de una revista a Lohan con uno idéntico.

La modelo se quejó ante el dueño del club, que se puso en contacto con los representantes legales de Lohan. Poco después, el abrigo de brillos dorados y de corte de diseño apareció sorprendentemente de nuevo en el local. Aunque el caso se remonta a meses atrás, Markova quiere aclararlo ante los tribunales.