Miami, EU.- La influyente comunidad hispana del estado de Florida (sur de Estados Unidos) está modificando su tradicional apoyo al Partido Republicano y volcándose hacia el Partido Demócrata, un cambio de postura que podría tener fuerte incidencia en las elecciones presidenciales de noviembre.
El número de hispanos registrados como demócratas en Florida supera por primera vez al número de inscriptos como republicanos, según las últimas cifras oficiales difundidas este viernes por el Partido Demócrata.

A mayo de 2008, los hispanos demócratas de Florida totalizan 418.339 personas contra 415.068 republicanos, de acuerdo con los datos enviados por el Gobierno a ambos partidos, aunque el aspecto más sorprendente es la tendencia de fuerte captación que logró el primer partido en relación al segundo.

"El crecimiento de los hispanos demócratas es impactante", señala en su edición de este viernes el Miami Herald. "Desde enero de 2006, cuando el estado de Florida comenzó a identificar a los votantes hispanos, su registro como demócratas aumentó 18%, mientras los republicanos sólo 2%", destaca el periódico.

El avance entre los hispanos --la comunidad demográfica de más rápido crecimiento en Estados Unidos-- es otra muestra de que los demócratas están listos para hacer de 2008 un año de inmensos cambios, señaló este viernes un comunicado del Partido Demócrata de Florida.

"Esta es la última evidencia de que los hispanos de Florida están cada vez más hartos de décadas de mal manejo de los republicanos, de falta de respeto y de caldear los ánimos con la situación en Cuba", dijo el portavoz demócrata en Florida, Alejandro Miyar.

Desde el Partido Republicano el aparente retroceso entre la comunidad de votantes hispanos no fue considerado como procupante. "Los demócratas han tenido siempre en Florida un alto registro de votantes, pero hay que ver luego los resultados en las elecciones", dijo Katy Gordon, portavoz del partido conservador en este estado.

"El gobernador de Florida (Charlie Crist) es republicano, los congresistas son republicanos y (el candidato conservador John) McCain ganó en las primarias con un apoyo del 54% entre los votantes hispanos", recordó Gordon.

En la primaria demócrata de Florida, los votantes latinos se inclinaron masivamente por Hillary Clinton, por lo que se abre un interrogante sobre cúal será su comportamiento en noviembre si finalmente Barack Obama resulta candidato del partido.

En Florida viven 3,6 millones de hispanos. En el sur del estado (Miami y alrededores), el 42% de la población hispana es de origen cubano, y gran parte de ellos tiene nacionalidad estadounidense y votan. En la zona central (Orlando y Tampa) la mayoría de los latinos son puertorriqueños (39%) --también votantes por su nacionalidad estadounidense--, según datos de la oficina estadounidense de Censos.

El exilio cubano se inclinó tradicionalmente por los candidatos conservadores republicanos, más favorables a mantener una política dura con Cuba, pero en la actualidad se muestra más favorable a un cambio y cuestiona políticas del Gobierno hacia la isla, en especial las restricciones al envío de remesas familiares y a los viajes.

Los votantes hispanos representaron el 11% del electorado enFlorida en las elecciones legislativas de 2006, y se espera un fuerte aumento de su participación en la contienda presidencial.

Expertos señalan que las elecciones presidenciales estadounidenses de noviembre se definirán en cinco estados con fuerte presencia hispana: Florida, Nuevo México, Colorado, Arizona y Nevada.

En los comicios de 2004, el republicano George W. Bush ganó la presidencia luego de arrasar en esos cinco estados y lograr un histórico apoyo de más del 40% de los votantes hispanos.