Notimex
Bogotá.- El vicepresidente de Colombia, Francisco Santos, denunció que existe una 'clarísima relación' entre las rebeldes FARC y las mafias del narcotráfico en México y afirmó que la guerrilla colombiana tiene cuatro oficinas políticas en ese país.
En entrevista con Notimex, Santos, quien viajará este lunes a México para participar en un foro sobre derechos humanos, dijo que las Fuerzas Armadas Revolucionarias de Colombia (FARC) tienen 'una clarísima relación de negocios con las mafias mexicanas'.

El funcionario, un periodista de profesión que en 1990 permaneció secuestrado durante ocho meses a manos del capo del narcotráfico Pablo Escobar Gaviria, sostuvo que las FARC tienen cuatro oficinas en México, situación que ya fue reportada al gobierno de esa nación.

Los organismos de seguridad de Colombia encontraron que las FARC, la mayor y más antigua guerrilla de Latinoamérica con 16 mil hombres armados en sus filas, tienen estrechas relaciones con las organizaciones del narcotráfico en México.

La Agencia Antidrogas de Estados Unidos (DEA) aseguró por su parte que existen contactos entre los narcotraficantes mexicanos y el grupo guerrillero, el cual obtiene entre 500 y mil millones de dólares por sus operaciones relacionadas con estupefacientes.

Los investigadores policiales colombianos advirtieron que se estaría dando una triangulación entre capos mexicanos, las insurgentes FARC y la mafia rusa, lo que tiene en alerta a los organismos de seguridad de este país suramericano.

'Con Rusia sé que hay indicios fuertes (de relación de las FARC) pero no me atrevo a afirmarlo con la misma seguridad que con los cárteles mexicanos', dijo el vicepresidente Santos, quien estuvo dos años en España tras recibir amenazas de muerte de la guerrilla.

Sobre la presencia de la insurgencia colombiana en México, Santos indicó que 'personalmente conozco cuatro oficinas y lo hemos trabajado con el gobierno mexicano', aunque evitó extenderse en detalles.

Santos llegará este lunes a la ciudad de México para participar en el foro "Colombia: Seguridad, Garantía del Estado de Derecho", donde dará a conocer la situación de los derechos humanos en su país y abordará aspectos de los procesos de paz y narcotráfico.

A la actividad, organizada por la embajada de Colombia en México y el Tecnológico de Monterrey, también asistirán altos funcionarios, entre ellos el director de la Policía de Colombia, general Oscar Naranjo, y el alto comisionado para la Paz, Luis Carlos Restrepo.

Al foro asistirán miembros del cuerpo diplomático acreditado en México, representantes del gobierno mexicano, directores de medios de comunicación, académicos y estudiantes.

Santos destacó, por otra parte, los recientes golpes a las FARC por parte de las Fuerzas Militares, como la muerte en una operación del ejército del líder guerrillero Tomás Medina Caracas, alias 'Negro Acacio'.

El abatimiento del 'Negro Acacio', registrado en septiembre pasado, 'fue importantísimo, ese (Medina Caracas) era como el (capo mexicano) Félix Arellano. Era el gran controlador del narcotráfico desde Colombia hacia Brasil, Africa y Europa', dijo Santos.

El ejército colombiano también atacó en agosto pasado el campamento principal del ex negociador de las FARC, Carlos Antonio Lozada, en las selvas del sur de Colombia.

'El golpe a Lozada es muy importante. Nos dicen que está muerto, pero no sabemos. Sabemos que recibió un tiro en la espalda', precisó el vicepresidente colombiano.

Santos consideró que está cerca la derrota militar de las FARC porque el grupo rebelde perdió profundidad con el control territorial que están ejerciendo las autoridades a nivel nacional.

El presidente de Colombia, Alvaro Uribe Vélez, emprendió desde el inicio de su gestión en 2002 una guerra frontal contra la guerrilla en busca de derrotarla en el campo militar y terminar con la confrontación interna de más de cuatro décadas.

El espacio territorial a las FARC se les está reduciendo y las autoridades militares cada vez más están aprendiendo en la lucha contrainsurgente, en particular contra este grupo guerrillero, aseveró Santos.

El vicepresidente manifestó que las FARC han perdido espacios políticos a nivel nacional e internacional y aseguró que si las elecciones fueran en este momento, el grupo insurgente no sacaría ni el 1.0 por ciento de los sufragios.

'Así de claro es, por su radicalismo, su torpeza política, centralismo democrático, el stalinismo mental que tienen. Aunque internacionalmente tienen capacidad de hacer `bullita' (ruido) en cosas', concluyó Santos.