La Jornada
Morett, quien regresó a su país a finales del año pasado procedente de Nicaragua -donde recibió protección diplomática-, fue llamada a juicio por atentar contra la seguridad interna de Ecuador, junto con dos colombianas que también sobrevivieron al bombardeo del primero de marzo de 2008.
Quito, Ecuador.- La mexicana Lucía Morett, sobreviviente a un ataque colombiano contra un campamento de las Fuerzas Armadas Revolucionarias de Colombia (FARC) en Ecuador, denunció que fue torturada y sometida a un interrogatorio extrajudicial en una base militar ecuatoriana, según declaraciones divulgadas hoy en Quito.

Morett, quien regresó a su país a finales del año pasado procedente de Nicaragua -donde recibió protección diplomática-, fue llamada a juicio por atentar contra la seguridad interna de Ecuador, junto con dos colombianas que también sobrevivieron al bombardeo del primero de marzo de 2008.

La mexicana -quien según la fiscalía aceptó que tenía contactos con la guerrilla colombiana- aseguró que tras su rescate de la zona del ataque fue torturada en una base militar de la ciudad selvática de Lago Agrio.

"Ahí fui víctima de tortura, amenazada con que me iban a llevar a Colombia. Fui amagada con que me iban a llevar a la cárcel y me realizaron interrogatorios", sostuvo Morett en una entrevista con el diario El Universo.
Foto
Familiares y amigos de Lucía Morett acompañaron a la joven el pasado día dos a entregar un documento a oficinas de la Secretaría de Relaciones Exteriores en la ciudad de MéxicoFoto Jesús Villaseca

La estudiante insistió en que "bajo tortura" hizo "ciertas declaraciones", y justificó su silencio al respecto.

"No lo había comentado porque tenía un profundo agradecimiento, y lo sigo teniendo, con el gobierno ecuatoriano por salvarme la vida, pero dejé testimonio de que los servicios de inteligencia me practicaron esos interrogatorios extrajudiciales y fui sometida a tortura", aseveró.

Morett dijo el martes que confía en que su país no la extraditará como solicitó la justicia ecuatoriana, la cual la procesa por atentar contra la seguridad interna.

"Sé que el pedido de extradición actualmente se encuentra en la Corte, que es la instancia encargada de determinar si procede", declaró Morett por teléfono al portal electrónico Ecuadorinmediato.

Añadió: "estamos confiados en que mi extradición no va a proceder, pues el tratado entre México y Ecuador no establece el envío de nadie por motivos políticos".