Mayté Parro
Monclova.- Madres de familia de la Escuela Leopoldo Villarreal, de la colonia Obrera Sur, tomaron el plantel educativo ante la impotencia de hacerle justicia a un niño de nueve años de edad, quien está delicado de salud por la supuesta negligencia de los maestros, quienes no le dieron auxilio luego de ser atacado por un animal ponzoñoso.
Violeta Guerrero de Alba e integrantes de la mesa directiva de padres de familia denunciaron que el niño Carlos Martínez Contreras, quien cursa el cuarto grado en el turno vespertino, sufrió la picadura de un animal parecido a un alacrán, por lo que de manera fulminante cayó al suelo sufriendo convulsiones.

Denunciaron que lejos de prestarle auxilio o llamar a socorristas de la Cruz Roja, la inspectora Santiaga Carolina Flores Maldonado, el asesor Gabriel Flores y el maestro del menor, a quien sólo identifican como Arnoldo, lo mandaron a su casa a pie, no obstante que vive a siete cuadras de la escuela.

Fueron tiempo y distancia suficientes para que el veneno del animal contaminara al niño, quien permanece hospitalizado en Terapia Intensiva del Seguro Social, sedado, debido a que las convulsiones no ceden.

Expresaron que no abandonarán el plantel hasta que se abra una investigación y se deslinden responsabilidades; sin embargo, ayer aún no estaba informado el coordinador regional del ISEEC, Rolando Alvarado del Toro.

Cuando arribó al plantel, Alvarado del Toro declaró que el maestro del menor le dijo que día de los hechos transcurrió sin novedad y que no había pasado nada, por lo que investigará qué fue lo que realmente sucedió y que se procedería a beneficiar al niño con el seguro escolar.

Las madres de familia temen que sus hijos sufran lo mismo, por lo que solicitaron una fumigación de la escuela.