Carácter y temperamento explosivo ponen ‘Chucky’ a Hirving Lozano

Deportes
/ 18 octubre 2021

Provocar y encarar rivales no es lo único que el delantero mexicano hace en la cancha, pues también algunos de sus estrategas han sufrido con su forma de ser y lo vimos en el duelo de este fin de semana cuando abandonó molesto el terreno de juego al salir de cambio

Una vez encerraron a Hirving Lozano en una habitación para que se viera a él mismo. Encendieron la TV e inició un video en el que se veía a un jugador que reclamaba, provocaba y encaraba a los rivales. “Ya entendí, profe”, dijo al final del film.

El ‘Chucky’ es explosivo, incontrolable tanto para los defensas como para sus técnicos y su última ‘polémica’ fue este domingo al ser sustituido a 30 minutos de haber ingresado, se fue directo al vestidor con visibles signos de molestia.

Su actual entrenador Luciano Spalletti minimizó el tema y aseguró que él hubiera tenido la misma reacción que el mexicano. “Lozano hoy hizo lo que tenía que hacer, solo que el juego me obligaba a hacer ese cambio. Lo siento mucho, espero que lo haya entendido. Tengo cinco cambios y remplazo a quien yo quiera”, fueron las palabras del director técnico tras el partido contra Torino.

“Una vez, cuando fuimos a Puebla, mandé un chico para que lo siguiera con una cámara todo el partido, 90 minutos. No dije nada y lo dejé jugar. El martes lo llamé a la oficina y le dije, siéntate aquí y te vas a ver a ti mismo durante 90 minutos, para que él viera cómo caminaba, con la cabeza baja, con las manos arriba, se quejaba. No le gustó, me salí por un café, lo dejé 90 minutos y regresé, me dijo: ‘Ya entendí, profe”, cuenta Jan Westerhoff, el entrenador del ‘Chucky’ Lozano en Pachuca, antes de dar su salto a Primera División.

Ya en el Napoli, también tuvo ‘choques’ con su anterior entrenador, Gennaro Gattuso, quien lo llegó a correr de un entrenamiento. Lozano se tomó la foto, junto con todo el equipo del Napoli, que lo avalaba como campeón de la Copa de Italia. En un extremo estaba el mexicano y al otro lado Gatusso, el técnico que corrió al delantero del entrenamiento unos días antes y lo relegó a la banca en la final contra la Juventus.

“El ‘Chucky’ siempre ha sido muy explosivo dentro y fuera de la cancha, afuera también tenía sus arranques de rabia, de ansiedad, de coraje, cuando no le salían las cosas se molestaba y hacía faltas tontas, le daba patadas fuertes al defensa que lo marcaba, cosas de esas o les daba un empujón”, comentó Miguel Ángel Goméz Leyva, primer entrenador del ‘Chucky’ Lozano en el Pachuca, en abril de 2020.

“Hirving necesita estímulos”, dice uno de sus cercanos. “No es un jugador indisciplinado, porque siempre cumple con dietas, horarios y hasta es estricto en horas de sueño, pero tiene un carácter fuerte”, lo describen.

Los entrenadores que encontraron la forma de motivar al ‘Chucky’ fueron Enrique Meza, Diego Alonso y Philippe Cocu, en el PSV de Holanda, los tres presentes en las mejores etapas del mexicano como futbolista profesional. Tuvo problemas con los más férreos, como lo son Van Bommel, su último entrenador en los Países Bajos, y Genaro Gatusso, que estuvo al mando del Napoli tras la salida de Carlo Ancelotti.

“Este carácter, es el carácter que le ayuda a ser el goleador, que hace que no tenga miedo a nada. A veces lo patean en repetidas ocasiones y no le da miedo, él sigue buscando la portería, es muy directo, es un matador y ese es su carácter, eso lo ayuda como jugador, pero también le hace daño con técnicos como Gatusso, antes con Van Bommel en el PSV. Es un gran muchacho, un gran profesional y sólo necesita que se trabaje con él”, señaló Westerhoff.

COMPARTE ESTA NOTICIA
TEMAS

Newsletter

Suscríbete y recibe las noticias del día antes que nadie