Las clases sociales en los cuartos de final de los torneos continentales

Fútbol
/ 1 julio 2021

Quedaron definidos los cuartos de final, tanto en la Eurocopa como en la Copa América. Torneos en los que queda de manifiesto la abismal diferencia que existe en estas competencias, tanto en la organización como en el nivel de futbol.

Y no es un comentario al aire. Es una realidad que se refleja de primera instancia en lo que hemos visto en los diferentes partidos. Porque mientras en el torneo de la Conmebol la expectativa se centra en lo que puedan hacer el anfitrión Brasil, con su figura Neymar, y Argentina con el morbo de saber si Lionel Messi podrá ganarla, en el campeonato de la UEFA han surgido nuevas propuestas y sorpresas tan agradables como la que ha protagonizado la selección de Suiza, que eliminó al campeón del mundo, Francia.

Son torneos que están a años luz de distancia. El del continente americano es el más antiguo del mundo (el primero fue en 1916) y el otro solamente un par de escalones por debajo del Mundial. Y aunque tampoco se trata del gran fenómeno en cuanto a niveles de audiencia, la Eurocopa generó expectativas por el nivel de juego que han manifestado equipos como Italia, Bélgica e Inglaterra (que en los últimos años ha reformado sus formas dentro del campo), que han roto con los estereotipos que se habían convertido en un lugar común al hablar de estos equipos.

Hoy, ha sido refrescante ver lo hecho por los suizos, que en sus filas tienen a jugadores que militan en Inglaterra, Alemania e Italia, como el capitán Granit Xhaka, del Arsenal, o Kevin Mbabu, del Wolfsburgo, quien entró de cambio ante los franceses y dio una asistencia, además de modificar el ritmo del partido por su zona. También fue agradable la manera en que Austria estiró su serie frente a los italianos, no solamente siendo un equipo combativo, sino también con mucha calidad de futbolistas como la nueva contratación del Real Madrid, David Alaba.

En uno de los grupos de esta Euro estaban reunidos el último campeón del mundo (Francia), los subcampeones en Rusia 2018 (Croacia), el campeón defensor de este torneo (Portugal) y ninguno clasificó para los cuartos, generando grandes sorpresas, mientras que en la Copa América la mayor expectativa es que Argentina y Uruguay se enfrenten en semifinales y que después el equipo comandado por Messi se mida a Brasil en el duelo por el título, pero no más.

De nueva cuenta, queda claro que en el futbol hay clases sociales, y las de estos dos torneos continentales están muy marcadas, y ni se diga de lo que será la Copa Oro.