¡Gracias, Leyenda!

Deportes
/ 1 agosto 2022

El verdadero ‘Señor de los Anillos’ falleció ayer a los 88 años, dejando un legado imborrable dentro y fuera de la duela

CHICAGO.- Pocos jugadores tuvieron un impacto en la historia del baloncesto como el de Bill Russell, legendario pívot de los Boston Celtics que falleció ayer a los 88 años, tras una carrera prodigiosa que le vio conquistar once títulos de la NBA, ser el primer entrenador afroamericano de los deportes estadounidenses y un incansable luchador contra las discriminaciones.

Bill Russell, nacido el 12 de febrero de 1934 en Monroe, Luisiana, “falleció en paz, con su mujer Jeannine a su lado”, informó su familia en un comunicado publicado ayer.

Anuncio

Se fue uno de los deportistas más importantes de siempre, el más grande ganador de la historia del deporte americano y un jugador que revolucionó el baloncesto, llevando el juego defensivo a otro nivel.

Conquistó once títulos de la NBA en trece temporadas en la liga, todas vividas con la camiseta de sus amados Boston Celtics, entre 1956 y 1969. Su legendario número 6 está colgado en el techo de Garden, en el que las imágenes de sus triunfos se proyectan habitualmente en las pantallas gigantes para evocar la grandeza de la franquicia.

Crecido en el ‘college’ de San Francisco, donde ganó dos títulos NCAA con los Dons, fue elegido por los Celtics en el draft de 1956 y abrió una etapa gloriosa que llevó a los anillos de 1957, 1959, 1960, 1961, 1962, 1963, 1964, 1965, 1966, 1968 y 1969.

Anuncio

Ocho de esos once títulos llegaron de forma consecutiva y con Russell como gran protagonista. Su peso en la pintura y sus poderosos taponazos iluminaron el camino de los Celtics hacia la gloria.

Russell fue además el primer entrenador afroamericano en la historia de la NBA, al aceptar una posición de jugador-entrenador de 1966 a 1969, cuando Red Auerbach pasó a la directiva de la franquicia.

Esa etapa llevó a los títulos de 1968 y de 1969.

Anuncio

En total, Russell alcanzó doce finales de la NBA en sus trece años en la liga. Fue cinco veces MVP de la NBA, doce veces All-Star, cuatro veces líder de rebotes (promedió 22.5 por encuentro en su carrera) y es miembro del Salón de la Fama de la NBA desde 1975.

A eso se suman la medalla de oro ganada en los Juegos Olímpicos de Melbourne 1956 y la Medalla Presidencial de la Libertad que le otorgó el entonces presidente estadounidense Barack Obama en 2011.

Y es que el legado de Russell trasciende lo deportivo. Fue un incansable defensor de la libertad y de la igualdad, luchando contra las discriminaciones.

Se negó a participar en una exhibición en 1961 precisamente para enviar un mensaje en contra las discriminaciones, toleradas durante demasiado tiempo.

“Más allá de los triunfos, su forma de entender las batallas es lo que iluminó su vida. (...) Bill denunció las injusticias con implacable claridad con la que pretendía romper el ‘status quo’, y con un ejemplo que, pese a que nunca fuera su humilde intención, siempre inspirará el trabajo en equipo, el altruismo y el cambio”, aseguró su familia.

La ciudad de Boston honró en 2013 a su leyenda con una estatua colocada en la City Hall Plaza.

Su memoria en Boston y en el deporte estadounidense es eterna y la NBA no dudó en definirle como “el más grande campeón en la historia de los deportes en equipo”.

Bill Russell fue el más grande campeón en los deportes de equipo. Los incontables reconocimientos que recibió en su histórica carrera con los Boston Celtics, incluido el récord de once títulos, y cinco premios MVP, sólo explican parcialmente el inmenso impacto de Bill en nuestra liga y en nuestra sociedad”.
Adam Silver, comisionado
de la NBA.
Descanse en paz gracias por allanar el camino e inspirar a tantos. Hoy es un día triste pero también un gran día para celebrar su legado y lo que representó”.
Jaylen Brown, jugador de
Celtics.
Descansa en paz Bill Russell, fuiste todo lo que todos aspiramos a ser, tu espíritu ganador vivirá para siempre, amigo mío. Gracias por tus sabias palabras”.
Isiah Thomas, ex jugador
de Pistons.
¡Mi amigo... mi héroe! Hoy perdí a una de las mejores personas en mi vida y en la historia de la NBA. ¡Te amamos! Mi más sentido pésame para Jeannine y la familia Russell. Descansa en el cielo”.
Byron Scott, ex jugador
de los Lakers.
Gracias por ser un pionero. Gracias por establecer el estándar, por tus amables palabras de sabiduría, gracias por esa gran risa que tuviste. Puedo seguir todo el día sobre lo que significaste para mí. Hoy es un día triste para la familia de la NBA, te extrañaremos por siempre #6”.
Paul Pierce, ex jugador de Celtics.
Esta es una tremenda pérdida para todo el mundo del baloncesto. ‘Cookie’ y yo estamos orando por la familia y los seres queridos de Bill, nuestra familia de la NBA y toda la comunidad del baloncesto”.
Earvin ‘Magic’ Johnson,
ex jugador de los Lakers.
COMPARTE ESTA NOTICIA
TEMAS
NBA
Síguenos en

Newsletter Vanguardia

Suscríbete y recibe las noticias del día antes que nadie

Anuncio
Anuncio
Anuncio
Sugerencias del editor