Arturo Estrada
A causa del poco personal para vigilar y la extensión de las áreas naturales protegidas, la depredación de la flora y fauna es enorme.
El director regional de la Comisión Nacional de Areas Naturales Protegidas, Julio Carrera, advirtió que las especies que con mayor frecuencia se ven afectadas son las cactáceas, las cuales son sustraídas por los turistas, principalmente provenientes del sur del país y del extranjero.

"La extensión que tenemos que revisar es muy vasta, es difícil tener un control sobre ella. Sabemos que las cactáceas tienen alta demanda en el sur del país, en Estados Unidos y hasta en Europa, por eso son la especie más afectada en el estado", dijo.

Coahuila es la tercera entidad más grande de la república, de sus 151 mil kilómetros cuadrados sólo el 3.4 por ciento recibe protección ecológica por ser catalogada como Reserva de la Biósfera, Parque Nacional o Area de Protección de Flora y Fauna.

Ecosistemas de Sierra Mojada, Francisco I. Madero, Acuña, Cuatrociénegas, Múzquiz y Ocampo son vigilados por diferentes normas ecológicas, mientras que reservas naturales como las sierras de Arteaga, Zapalinamé, los desiertos y demás.

Coahuila cuenta con una reserva de la biósfera que es Mapimí, área que comparte con Durango y Chihuahua.

También con el Parque Nacional Los Novillos, que se ubica en Ciudad Acuña.

La entidad además alberga dos Areas de Protección de Flora y Fauna, que es la zona cercana a las pozas de Cuatrociénegas y la zona de Maderas del Carmen que se divide entre los municipios de Múzquiz, Acuña y Ocampo.