La carga de explosivos era tan grande (60 kilogramos) que de haber explotado podría haber destruido el edificio de seis plantas, informó la televisión griega citando fuentes policiales.
Atenas, Grecia.- La policía griega desactivó hoy un coche bomba colocado ante una filial del banco estadounidense Citibank, informó hoy la policía griega.

La carga de explosivos era tan grande (60 kilogramos) que de haber explotado podría haber destruido el edificio de seis plantas, informó la televisión griega citando fuentes policiales.

Hasta ahora nadie asumió la acción. El martes desconocidos dispararon contra el edificio de la cuarta mayor televisión de Grecia, ALTER, sin que hubiera heridos. La policía sospecha que un grupo de izquierda está tras los ataques.

Expertos antiterroristas temen que Grecia se vea inmersa en una espiral de violencia difícil de frenar. En las semanas pasadas desconocidos hirieron a un policía y atacaron una comisaría cerca del Pireo con granadas de mano y pistolas automáticas.

La responsabilidad fue asumida por las organizaciones "Lucha Revolucionaria" y "Secta revolucionaria", que anunciaron el inicio de una guerrilla urbana en Grecia.

Los disturbios se remontan realmente a diciembre, cuando un joven de 15 años murió a consecuencia de una acción policial.