La Jornada
López Buitrón reconoció que la tasa de desempleo abierto de enero, que se ubica en 5 por ciento, es la más alta desde 2000
México, D.F..- Mediante el Portal del Empleo, los programas de capacitación mixta y en la práctica, el respaldo a jornaleros agrícolas y el paquete completo de 20 medidas del gobierno federal para apoyar a quienes buscan un trabajo, en enero pasado se logró colocar a 39 mil 600 personas en un puesto formal, además de que ya fluyen los apoyos económicos por los paros técnicos y las becas de capacitación, afirmó el subsecretario de Empleo de la Secretaría del Trabajo y Previsión Social (STPS), Jaime Domingo López Buitrón.

Agregó que los sectores en que se padece más desempleo son las industrias manufacturera, de la construcción y de exportación, que llevan el registro más alto de plazas perdidas de finales del año pasado a inicios de 2009.

Anotó que los estados del norte resienten el mayor golpe por la crisis y son donde más se han sufrido despidos y paros técnicos.

En cambio, en el sur y el centro se han mantenido; por ejemplo, en Veracruz y Oaxaca se han creado un poco más empleos de los que se pierden, abundó.

En breve entrevista, López Buitrón reconoció que la tasa de desempleo abierto de enero, que se ubica en 5 por ciento, es la más alta desde 2000.

Sin embargo, negó que el problema de la desocupación esté desbordado. El Servicio Nacional de Empleo es apoyado ahora no sólo con presupuesto federal, sino también estatal y municipal, agregó.

Expuso que se da seguimiento puntual a lo que pasa con el empleo formal, con el fin de cambiar o intensificar los programas en el momento que se requiera.

Explicó que precisamente en los sectores más ligados a la exportación hay más personas que se han quedado sin empleo.

Puso de ejemplo que de noviembre pasado a enero 50 mil personas del sector industrial de Ciudad Juárez, Chihuahua, fueron despedidas, así como 25 mil de Tijuana, Baja California, y al menos otras 7 mil de Matamoros, Tamaulipas, la mayoría de las cuales laboraban en la maquila.

En cambio, los sectores de servicios y comercio han mantenido su planta productiva, dijo.

Negó que los paros técnicos sean usados por las empresas como pretexto para despedir personal, y dijo que en primer término los apoyos económicos se entregan directamente a los trabajadores, no a las compañías.

Aseveró que se revisan los registros de volumen de producción o de exportaciones y se hace una "fotografía de la nómina" para saber exactamente a quiénes se darán esos apoyos, en qué monto y por cuánto tiempo.

Explicó que salvo el Portal del Empleo y el de información vía telefónica, los demás programas tienen apoyos económicos, como Bécate y los "vales" de capacitación mixta y capacitación laboral en la práctica.

También se otorga respaldo para los programas de Movilidad Laboral, de Atención a Jornaleros Agrícolas y de ocupación temporal, mediante el cual se emplea a personas para aplicar vacunación, dar mantenimiento a escuelas, caminos y otros.

Lo fundamental es que aun enla crisis se logró colocar a 39 mil 600 personas en un empleo, el primer mes del año, anotó.