Notimex
Investigadores del IMSS en el estado realizan una estrategia de prevención, diagnóstico y tratamiento de la enfermedad renal crónica, con apoyo del médico familiar y cambio de hábitos poco saludables en pacientes de alto riesgo
El jefe de Prestaciones Médicas de la delegación Jalisco del IMSS, Manuel Cervantes Ocampo, expuso que el modelo será aplicado en una primera etapa en Unidades de Medicina Familiar del IMSS en Jalisco, Guanajuato, San Luis Potosí, Coahuila y Zacatecas.

La estrategia se basa en un grupo de la Unidad de Investigación Médica en Enfermedades Renales del Hospital de Especialidades del CMN de Occidente, la Unidad de Investigación Social, Epidemiológica y en Servicios de Salud, y la Unidad de Medicina Familiar 34.

Explicó que los investigadores demostraron que una intervención educativa de médicos familiares permite interpretar pruebas de función renal, con lo que puede realizar un diagnóstico más oportuno del riesgo de la enfermedad y orientar sobre el tratamiento.

Destacó que los médicos familiares que recibirán la intervención educativa lograrán preservar de manera satisfactoria la función renal de los pacientes con diabetes mellitus mediante medidas similares a las que emplea el nefrólogo.

Detalló que entre otros aspectos, se busca un mejor control de la tensión arterial, mayor uso de fármacos nefroprotectores y suspensión de agentes nefrotóxicos.

Dijo que el grupo demostró previamente que dos terceras partes de los pacientes con diabetes mellitus tipo dos que acudían a unidades médicas de atención primaria presentaron daño renal.

Expuso que 40 por ciento de los casos correspondió a estadios tempranos de la enfermedad, 29 por ciento a estadios más avanzados y 31 por ciento tenía función renal normal.

Comentó que otra etapa del estudio está enfocada al proceso educativo multidisciplinario dirigido a pacientes y apoyado por grupos de autoayuda, para la modificación de hábitos de vida poco saludables.