Alberto Darszon. Foto: NotieSe
NotieSe
Los expertos identificaron los canales iónicos CatSper (de calcio) y Slo3(de potasio), que son exclusivos de los espermatozoides, y necesarios en la regulación de su movilidad,

México DF. En el Instituto de Biotecnología (IBt) de la Universidad Nacional Autónoma de México (UNAM), un grupo de investigadores, tras identificar dos canales iónicos, exclusivos para espermatozoides, se encuentran en la búsqueda de un inhibidor para bloquear dichos canales y así crear un anticonceptivo masculino sin hormonas ni efectos secundarios. 

El equipo científico de la UNAM se conforma por los investigadores Claudia Treviño Santa Cruz,Lourival Possani, Alejandro Alagón y Alberto Darszon Israel (IBt), además de Arturo Hernández Cruz, del Instituto de Fisiología Celular (IFC), que se encargarán de desarrollar el anticonceptivo masculino que se espera llegue al mercado. 

El proyecto liderado por Darszon Israel, estará financiado por la Secretaría de Ciencia y Tecnología e Innovación del Distrito Federal y completará trabajo experimental en el Parque Tecnológico del Instituto Tecnológico y de Estudios Superiores Monterrey (ITESM) Ciudad de México. 

Darszon fundó en el IBt el Consorcio de Fisiología del Espermatozoide, que tiene como función indagar la biología de los gametos masculinos y sus características para producirse, moverse por el tracto genital femenino, cruzar la membrana celular del óvulo y fecundarlo, en el que participan Claudia Treviño Santa Cruz y Takuya Nishigaki Shimizu, también líderes académicos. 

Los expertos identificaron los canales iónicos CatSper (de calcio) y Slo3(de potasio), que son exclusivos de los espermatozoides, y necesarios en la regulación de su movilidad, trayecto hacia el óvulo femenino, así como en su fecundación. Darszon Israel y sus colaboradores buscan moléculas específicas que supriman la acción de ambos canales y así lograr infertilidad reversible en los varones. 

Con base en lo anterior, el anticonceptivo consiste en inhibir específicamente a los dos canales, el líder académico aseguró que esta estrategia, inscribirá al anticonceptivo mexicano en los llamados fármacos de blanco molecular, es decir; que el objetivo sea inhibir específicamente a una proteína que lleve a cabo un papel fundamental en una célula, de tal manera que no tenga efectos en otros tipos celulares y por ende efectos secundarios. 

Darszon Israel expresó que actualmente no hay un anticonceptivo masculino que sea eficiente y seguro, por lo que señaló la necesidad de "contar con estrategias diversas de control de natalidad. 

"Es asombroso que hasta ahora la sociedad haya favorecido que los efectos secundarios y la responsabilidad del control de la natalidad recaigan sólo en la mujer, un claro signo de discriminación de género", consideró. 

En vías de desarrollo bloqueadores a base de veneno 

La búsqueda de los bloqueadores para desarrollar el anticonceptivo, ya inició en el IBt con una batería de venenos de alacrán, araña y serpiente. Treviño Santacruz detalló que los venenos son una mezcla de compuestos que inhiben mayoritariamente, y de forma individual canales iónicos, por lo que sus componentes resultan aptos para el objetivo. "Ya comenzamos a probar péptidos individuales, uno por uno", informó Claudia Treviño. 

Explicó que se tiene que buscar entre miles de moléculas al bloqueador más idóneo de los canales CatSper y Slo3, "la parte más difícil es identificar un ensayo que ayude a encontrar el inhibidor, pero ya lo tenemos, sabemos cómo hacer las pruebas para saber si el fármaco sirve, de una forma rápida y no tan costosa. Ya desarrollamos la metodología para poder probarlo". 

Los científicos también buscarán los bloqueadores en una farmacoteca internacional de acceso público, en donde hay miles de moléculas pre-aprobadas para uso humano, que no llegaron al mercado. Ante la cantidad de posibilidades y para agilizar la búsqueda, explicaron que requieren de tecnología especializada, similar a la que usan farmaceúticas comerciales. 

Mediante un convenio con la Secretaría de Ciencia, Tecnología e Innovación del Distrito Federal, el Consejo Nacional de Ciencia y Tecnología y el Instituto Tecnológico de Estudios Superiores de Monterrey, a partir del verano un grupo de estudiantes y posdoctorantes de la UNAM se instalará en el Parque Tecnológico del ITESM, ubicado frente a las instalaciones de ese centro de estudios al sur de la Ciudad de México, donde trabajarán con equipos de búsqueda intensiva. 

"Se ponen las diferentes muestras en los pocitos y el equipo en cuestión de minutos hace el ensayo, así que podemos analizar miles de muestras en un día", acotó Treviño, quien calculó que esta etapa del proyecto puede llevar un par de años, pues además de bloquear al espermatozoide, la molécula elegida debe ser específica y reversible, con la garantía de que sea tolerada por el organismo. 

Arturo Hernández Cruz, del IFC, instó en que el proceso será lento ya que los candidatos para usar como bloqueadores son cientos de miles, por lo que se deben de hacer pruebas a cientos de compuestos al día, adelantó que el IBt ha identificado dos han identificado dos posibles candidatos que deben ser confirmados.