Foto: Vanguardia
Sandra G. Gómez
El santuario estuvo lleno también de arreglos florales y coronas fúnebres; lo que hizo más emotivo el evento eclesiástico.
Torreón.- El sacerdote José Rodríguez Tenorio descansa en paz; ayer sábado fue sepultado en la obra de su creación, el Santuario del Cristo de las Noas, en una ceremonia oficiada por el vicario general de Torreón, José Luis Escamilla.

Fue en punto del mediodía cuando se ofició la misa a un recinto que se vio insuficiente para recibir a sus familiares y cientos de fieles que se dieron cita para darle el último adiós al considerado polémico sacerdote.

El santuario estuvo lleno también de arreglos florales y coronas fúnebres; lo que hizo más emotivo el evento eclesiástico.

Lo mismo políticos renombrados que personas de las clases populares acompañaron al Padre Rodríguez Tenorio a su última morada, la capilla del Santo Sepulcro en el Cristo de Las Noas.

El vicario general de Torreón reconoció el esfuerzo que hizo el sacerdote para hacer realidad la obra del Santuario y el Cristo que es un emblema de esta ciudad, el cual puede ser apreciado por su tamaño a varios kilómetros de distancia.

Así mismo indicó que hasta el momento se desconoce quién quedará a cargo del Santuario; en tanto que el obispo José Guadalupe Galván Galindo mencionó que mientras se resuelve al respecto, los invito a colaborar para que esta obra se pueda mantener.

En medio de aplausos, el féretro del Padre Rodríguez Tenorio fue trasladado a la capilla del Santo Sepulcro, donde fue sepultado.

Cabe destacar, que el semblante de los miles de católicos que asistieron al acto religioso era de tristeza y dolor, llegando inclusive muchos de ellos a derramar lágrimas en su rostro.

Los restos del presbítero descansaran por siempre en lo que fue su obra magna que construyó durante su vida sacerdotal y donde será venerado por la sociedad católica.